viernes 18.10.2019

El ex director de la CIA respalda la práctica de la tortura en los interrogatorios

El ex director de la CIA, Michael Hayden, acusó este lunes al presidente Barack Obama de haber comprometido la seguridad nacional al autorizar la publicación de informes que revelan las prácticas coercitivas que se usaban en interrogatorios. En declaraciones a la cadena Fox, Hayden, que fue director de la CIA desde 2006 a 2009, afirmó que publicar memorandos legales en los que constan las prácticas de interrogatorio a presuntos terroristas envalentona a grupos como Al Qaeda. Los informes publicados el jueves revelan que el anterior Gobierno de EEUU autorizó emplear la tortura contra detenidos mediante métodos que incluían el uso de insectos en cajas en las que se introducía a los interrogados, la privación del sueño, la asfixia simulada, y el estampar al sospechoso contra paredes.

"Hemos descrito a nuestros enemigos en medio de una guerra los límites" de los agentes en los interrogatorios. "Eso es una información muy valiosa", recalcó. Hayden afirmó que al eliminar técnicas de interrogatorio -por decisión del Gobierno y por haberlas publicado- "dificultamos a agentes de la CIA (su tarea) de proteger nuestra nación".

El jefe de gabinete de Obama, Rahm Emanuel, rechazó estas críticas en un programa de la cadena ABC. Explicó que una de las razones por las que el presidente decidió publicar los documentos secretos era porque "la información ya había salido" al exterior. "Está escrito. sólo hay que mirar el New York Review Book", dijo.

Por su parte, el asesor político de Obama, David Axelrod, también defendió la medida tomada por el presidente. "Prácticamente todo lo que está en estos informes ha sido publicado. El New York Review Book tenía un catálogo de estas técnicas que se dio a Cruz Roja mediante testimonios", señaló.

"La CIA puede creer que Al Qaeda no lee" ese documento, "pero sospecho que saben lo que está pasando", agregó.

Hayden dijo que había llamado a varios funcionarios de alto rango de la Casa Blanca para expresar su preocupación por la publicación de los informes, y subrayó que cuatro ex directores de la CIA, así como el responsable actual de la agencia, Leon Panetta, se opusieron a la divulgación de los documentos.

Dudoso resultado

La CIA ordenó aplicar la asfixia simulada y otros métodos coercitivos a presuntos miembros de Al Qaeda pese a que sus interrogadores afirmaban que los presos ya habían confesado todo lo que sabían, publica este lunes The New York Times. El diario, que cita a ex funcionarios de los servicios de inteligencia de EEUU y una nota al pie de un memorando legal divulgado esta semana, afirma que tácticas "especialmente brutales" fueron aplicadas a Abu Zubaydah, a quien, entre otras prácticas, confinaron en cajas y estamparon contra muros. Las órdenes llegaron de altos cargos en la sede de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), indica el diario neoyorquino.

Un ex funcionario conocedor del caso explicó que Zubaydah había proporcionado información muy valiosa bajo prácticas de interrogatorio menos severas y que las tácticas coercitivas no produjeron nuevos avances, según The New York Times.

La CIA aplicó estas técnicas sólo después de que el Departamento de Justicia las autorizara el 1 de agosto de 2002 en uno de los documentos legales secretos, que fueron divulgados el pasado jueves.

Por su parte, el presidente de EEUU, Barack Obama, defendió la publicación de cuatro informes secretos que detallan cómo el anterior Gobierno dio luz verde a la CIA para poner en práctica técnicas de interrogación consideradas ahora tortura. Señaló, durante su primera visita a la sede central de la agencia de espionaje, que la Casa Blanca decidió publicar los informes a petición de un tribunal y tras considerar que sería "muy difícil" diseñar una defensa legal efectiva si optaba por no divulgarlos. "Actué fundamentalmente en función de las circunstancias excepcionales que rodearon a esos informes", explicó el inquilino de la Casa Blanca, quien añadió que gran parte de la información contenida en los mismos era ya pública.

Se comprometió, de todos modos, a proteger la integridad de la información clasificada en el futuro, así como la identidad de los funcionarios de la CIA. "Seré tan enérgico a la hora de protegeros como lo sois vosotros a la hora de proteger al pueblo estadounidense", indicó. Recordó así mismo, que su Gobierno ha puesto fin a las controvertidas tácticas de interrogación, entre las que figura la asfixia simulada. Los citados documentos se publicaron el pasado jueves a petición de un tribunal de California que había dado de plazo hasta ese día para o bien divulgar los documentos en respuesta a una querella planteada por una organización de defensa de los derechos civiles o bien explicar por qué no se sacaban a la luz.

Sus declaraciones coinciden con la publicación de un artículo en el diario The New York Times que concluye que la CIA sometió a asfixia simulada a dos prisioneros de Al Qaeda en 266 ocasiones. Funcionarios de la CIA utilizaron la asfixia simulada al menos 83 veces en agosto del 2002 contra el operativo de Al Qaeda Abu Zubaydah, según un informe del 2005. El citado documento menciona que la CIA usó esa práctica en 183 ocasiones en marzo del 2003 contra Khalid Shaikh Mohammed, quien se declaró cerebro de los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra Washington y Nueva York.

El ex director de la CIA respalda la práctica de la tortura en los interrogatorios