lunes 16.09.2019
Reunión de ministros de la OTAN en Bruselas

La ‘Europa de la Defensa’ tensa a Trump

“La defensa común corresponde a la OTAN y solo a la OTAN”, ha recalcado el secretario de Defensa de EEUU ante la creación de la PESCO. La UE insiste en el papel complementario de este nuevo mecanismo

Los ministros de Defensa de la OTAN se han reunido este miércoles y este jueves en Bruselas. | Departamento de Defensa de EEUU
Los ministros de Defensa de la OTAN se han reunido este miércoles y este jueves en Bruselas. | Departamento de Defensa de EEUU

Los ministros de Defensa de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) se han reunido esta semana en Bruselas con una preocupación en mente de la delegación estadounidense: la creación de la Cooperación Estructurada Permanente de la OTAN (PESCO) en la Unión Europea, a la que se han unido la mayor parte de los países de la UE -todos a excepción de Dinamarca, Malta y, por supuesto, Reino Unido-.

El secretario de Defensa de EEUU, el general James Mattis, ha dejado claro que la defensa común sigue siendo una competencia exclusiva de la Alianza Atlántica. "Hay un entendimiento claro para incluir en documentos escritos de la UE que la defensa común corresponde a la OTAN y solo a la OTAN", ha dicho Mattis al término de la reunión ministerial celebrada este jueves, que continúa las sesiones que comenzaron el miércoles.

De hecho, la representante estadounidense ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, mostró su preocupación ante la posibilidad de que los países miembros retiren recursos destinados a la Alianza para ponerlos a disposición del nuevo mecanismo. Además, sobrevuela en todo momento la importancia del impulso a la investigación y desarrollo de la industria militar europea: EEUU teme que esta alianza suponga el cierre de los mercados europeos de Defensa para sus empresas.

En ese sentido, la postura oficial europea no es clara. Algunos apuntan a a beneficios para la Alianza, ya que "los europeos no buscan una duplicación inútil", según un diplomático europeo, mientras que otros apuntan a una "relación de igual a igual, porque un país europeo no puede suministrar material de defensa al mercado estadounidense", según fuentes citadas por AFP.

Y Mattis no fue el único en mostrar su preocupación. Canadá, Noruega, Islandia y Albania -países que no pertenecen a la UE- también mostraron sus dudas, apuntan fuentes diplomáticas de la OTAN, citadas por la misma agencia francesa.

Complementariedad

Pero desde Europa, no hay dudas de la compatibilidad de ambos. Para los países participantes en el nuevo mecanismo de defensa europeo (25 en total, de los que 22 forman parte de la OTAN), la PESCO se articula como un sistema complementario a la OTAN, no excluyente y así se lo transmitieron a Mattis tanto los ministros de Defensa europeos, como la impulsora de su puesta en marcha, Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, en una cena este miércoles.

El propio secretario general de la OTAN apoyó la postura europea. "Si se hace de la forma adecuada, estos esfuerzos pueden contribuir a un mejor ‘reparto de la carga’ (burden-sharing) entre Europa y América del Norte”, apuntó Jens Stoltenberg a los medios, a su vez que aseguró que la OTAN continuará siendo la clave para garantizar la seguridad europea. “No tiene sentido que la OTAN y la UE comiencen a competir”, concluyó y por eso pidió “coherencia” entre las iniciativas de ambos.

También la ministra española, María Dolores de Cospedal, apoyó la tesis y destacó la cooperación entre la OTAN y la UE. "No suponen vías paralelas, sino complementarias en la política de seguridad, de defensa y también de cooperación con los países que necesitan una mayor estabilidad", indicó al término de la cena de ministros del miércoles.

Creación de dos cuarteles generales

Con la nueva estructura europea sobrevolando el encuentro, los países de la OTAN acordaron un cambio en la estructura militar de mando y la creación de dos cuarteles generales nuevos: uno marítimo, que estará localizado en América del Norte y otro, terrestre, en Europa. Así, “estableceremos un nuevo mando de la Fuerza Conjunta para el Atlántico, para ayudar a proteger las líneas de comunicación entre América del Norte y Europa y un nuevo mando de apoyo para la logística, los refuerzos y la movilidad militar", explicó Stoltenberg. Estados Unidos se ha ofrecido para el primero de ellos y Alemania, para el segundo.

Sin embargo, por el momento, no se conocen más detalles de este nuevo desarrollo, que se determinarán en la reunión que mantendrán los ministros en el mes de junio. Será entonces cuando se fijen desde la ubicación de los nuevos cuarteles generales hasta las necesidades de personal, así como otra iniciativa en la que España tiene mucho interés, la llamada OTAN del sur. 

Cospedal ha manifestado su satisfacción por el contenido del documento presentado por el secretario general de la Alianza con respecto a este asunto de gran importancia para España.

La ciberdefensa ha centrado también el encuentro, en el que se ha acordado poner en marcha un nuevo centro de ciberoperaciones en el Cuartel General Militar Aliado en Mons, en el sur de Bélgica.

Aumento de presupuesto

El omnipresente aumento del gasto en defensa también ha sido uno de los temas centrales de la reunión. La previsión de aumento del gasto al 2% en 2024 que se acordó en la Cumbre de Gales de 2014 es una realidad difícil de alcanzar por el momento. Se prevé que solo 15 de los 29 países miembros de la OTAN lo consigan.

En el caso de España, Cospedal ha defendido la propuesta “realista” de España, por la que se ha comprometido a llegar al 1,53% del PIB en los próximos seis años, lo que supondrá un incremento del 73% en los presupuestos de Defensa (y pasar de los 10.400 millones de euros a 18.000 en 2024).

La ministra ha destacado que ese “esfuerzo se hará respetando los objetivos marcados a España en materia de déficit” y siempre con el objetivo de ” conseguir que nuestras fuerzas armadas estén mejor preparadas y se sientan seguras a la hora de poder realizar la funciones de defensa de los españoles y sus socios y aliados que les son encomendadas”, según explica el Ministerio en una nota de prensa enviada a los medios.

Además, la ministra ha señalado que ”la defensa es algo colectivo y no podemos defendernos individualmente y necesitamos de nuestros aliados para la defensa colectiva y para la disuasión”. 

Comentarios