lunes 30.03.2020

Los eurodiputados votan en contra de las medidas de austeridad que les afectan

La enmienda, en la que se reclamaba modificar las reglas sobre gastos de viaje, fue tumbada por cada uno de los eurodiputados

El PSOE ha rectificado el sentido del voto de los 18 eurodiputados del PSOE, incluido su jefe de filas, Juan Fernando López Aguilar, que han rechazado este jueves aplicarse a ellos mismos medidas de austeridad similares a las que han aprobado varios Estados miembros para sus funcionarios o pensionistas, como viajar en avión en clase económica en lugar de en primera clase, no acumular dietas o congelar sus salarios en 2012.

Los eurodiputados del PSOE tumbaron una enmienda en la que se reclamaba modificar las reglas sobre gastos de viaje "con el fin de establecer como regla general la compra de billetes de avión en clase económica para los vuelos de duración inferior a cuatro horas", tanto para los eurodiputados como para el personal del Parlamento.

Asimismo, desde el partido liderado por Rosa Díez se ha censurado igualmente la actitud del eurodiputado de UPyD Sosa Wagner por apoyar esta medida y ha anunciado que este jueves se darán explicaciones al respecto a través de un comunicado.

De entre los eurodiputados españoles, sólo la popular Rosa Estarás, el convergente Ramon Tremosa, el representante de Iniciativa Per Catalunya-Verds, Raül Romeva, y el de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, votaron a favor de viajar en clase económica. Por su parte, los 17 parlamentarios del PP, 18 del PSOE y el de UPyD se opusieron a esta enmienda, mientras que la peneuvista Izaskun Bilbao y la socialista María Badia se abstuvieron.

También ha sido derrotada -por 405 votos en contra, 151 votos a favor y 106 abstenciones-- una propuesta para "evitar, durante los días en que se efectúen los desplazamientos, la acumulación de las dietas diarias y la dieta de tiempo".

Finalmente, los eurodiputados han tumbado sendas enmiendas que resaltaban que "el ahorro en el Parlamento debe empezar por sus propios miembros" y por ello llamaban a congelar en 2012 sus dietas y sus salarios. Entre los eurodiputados españoles, sólo Romeva y Junqueras se han mostrado dispuestos a congelarse el sueldo.

Los eurodiputados votan en contra de las medidas de austeridad que les afectan