martes 17.09.2019
39 cada día

En España se producen dos agresiones o abusos sexuales cada hora

Las denuncias por violación han crecido un 23% en los nueve primeros meses del año

Crecen las agresiones sexuales
Crecen las agresiones sexuales

A la hora se producen dos violaciones o abusos sexuales en España. 39 al día. Una cifra que no deja de crecer, concretamente, aumentaron un 16,4 % con respecto al año pasado, de 8.972 a 10.445. Además, las denuncias por violación han crecido un 23% en los nueve primeros meses del año en relación con el mismo período de 2017 hasta alcanzar las 1.305 en el conjunto de España, según el balance de criminalidad del Ministerio del Interior.

Según fuentes policiales, estas cifras solo son la punta del iceberg. “Estimamos que solo un 20% de las personas afectadas denuncia haber sufrido violencia sexual, que son las únicas cifras que se pueden recoger en el balance de criminalidad. Por ello, la cifra real de este tipo de delitos sería mucho mayor. Es necesario que quien sufra una agresión contra la libertad sexual pueda ir a denunciar sintiéndose segura y sabiendo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están a su disposición”, matizan.

En este sentido, España está a la cola de Europa en cuanto a denuncias. Así, en Suecia, por ejemplo, se denunciaron 56,8 violaciones por cada 100.000 habitantes en 2015, 20 veces más que en España, donde se registraron 2,65, según datos de Eurostat. De 32 países analizados por la oficina de estadística europea, España está por debajo de la media, en el puesto 25. La dureza del proceso, el miedo de las víctimas a no ser creídas y el temor al señalamiento social son las razones que explican la baja tasa de denuncias.

La preocupación es extrema en el sur de Madrid, donde se ha producido un aumento significativo en los últimos meses. En el caso de las agresiones sexuales, Fuenlabrada registró un 30,8 por ciento más, Leganés un 18,8 por ciento, Getafe un 11,1 por ciento, Valdemoro un 33,3 por ciento y Parla un 50 por ciento. Para estas fuentes policiales, no implica que se haya producido necesariamente un aumento de casos, sino que se han desarrollado campañas más efectivas que han hecho que muchas de estas mujeres se sientan más confiadas a la hora de denunciar. “A pesar de ello, son datos a tener en cuenta que hay que estudiar minuciosamente”, aseguran.

Curiosamente, muchos de estos violadores no acaban en la cárcel. Desde 2012, se han esclarecido 45.327 delitos contra la libertad sexual. Sin embargo, actualmente en España solo cumplen condena en alguna prisión 3.274 agresores o abusadores sexuales, mientras que, como referencia hay más de 19.000 corruptos. Solo un 8% de los agresores sexuales acaba entrando en prisión. Pocos casos, demás, se califican como agresión sexual: de los 3.148 delitos sexuales sentenciados el año pasado por la justicia española, un 33,8 por ciento se consideraron abuso sexual, mientras que un 15 por ciento fueron calificados como agresión.

En total se dictaron fallos relativos a 2.816 delitos sexuales cometidos por 2.280 adultos y a 332 delitos sexuales cometidos por 269 menores. Respecto a los adultos condenados, un 96,4% fueron varones y el 3,6% mujeres. Del total de 2.816 delitos cometidos, de los cuales un tercio (956) fueron considerados como abuso sexual, un 14,7 por ciento (414) como exhibicionismo y provocación sexual y un 13 por ciento (387) como agresión sexual. Del total de agresiones sexuales, 27 fueron consideradas violación.

Desde numerosas asociaciones feministas han reclamado que una reforma del Código Penal para que se aumenten las penas relacionadas con delitos contra la libertad sexual, así como que se establezcan planes específicos de formación para policías y jueces. “Es necesario que existan profesionales formados que sepan cómo actuar ante estos casos y que den confianza a las mujeres para denunciar, además de tener a jueces que valoren las agresiones sexuales como lo que son y no como un error típico de hombres. Así, quizá, las cárceles sí se llenarían de violadores”, concluyen.