miércoles 23.10.2019

El enamoramiento activa la circulación y protege el sistema cardiovascular

El enamoramiento activa la circulación y protege el sistema cardiovascular
El enamoramiento activa la circulación y protege el sistema cardiovascular

Estar enamorado favorece la salud de los vasos sanguíneos, activa la circulación y hace que el cerebro segregue hormonas como la oxitócica, la dopamina o la adrenalina, que actúan como protectoras del sistema cardiovascular.

Así lo ha recordado hoy la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Sociedad Española de Cardiología en un comunicado con motivo de la celebración mañana del Día de San Valentín.

Por el contrario, varios estudios demuestran que el "mal de amores" estimula, a través de la serotonina, un síndrome ansioso-depresivo que puede provocar arritmias en pacientes que ya sufren cardiopatía isquemia.

Según explican, la estabilidad emocional es considerada la etapa más cardiosaludable, ya que no existe un estímulo exagerado que trastorne el sistema nervioso.

El enamoramiento activa la circulación y protege el sistema cardiovascular