sábado 29.02.2020

El efecto Carmena acaba con 24 años de mayorías absolutas del PP

El PP resulta la fuerza más votada en Madrid, con 21 concejales, pero un pacto Ahora Madrid-PSOE podría desbancar a los 'populares' de la capital

Manuela Carmena (Ahora Madrid) y Esperanza Aguirre (PP).
Manuela Carmena (Ahora Madrid) y Esperanza Aguirre (PP).

Noche negra y larga en el número 13 de la calle Génova. La tercera desde que Mariano Rajoy llegara al poder: las elecciones europeas del pasado año y las elecciones andaluzas del 22 de marzo ya advirtieron a los 'populares' que 2015 no sería un buen año electoral. Y la primera jornada importante del año parece confirmarlo. Los resultados municipales auguran cambios radicales en Madrid y Valencia. En ambos feudos, el PP resulta la fuerza más votada, pero sus concejales no son suficientes para gobernar en caso de que la izquierda se una para desbancar a los conservadores. 

Madrid, la joya de la Corona 'popular', podría caer: 21 concejales en la capital española para la candidata del Partido Popular, Esperanza Aguirre, y 20 para su principal rival durante toda esta campaña, la candidata de Ahora Madrid (coalición de Ganemos y Podemos), Manuela Carmena. Por detrás se situaría el socialista, Antonio Miguel Carmona, con 9 concejales y Ciudadanos con 7. Izquierda Unida y UPyD se quedan fuera del Ayuntamiento de Madrid. Si PSOE y Ahora Madrid finalmente deciden pactar, el apoyo de Ciudadanos no será suficiente para salvar al PP.

MADRID

Y todo apunta a que el cambio en la capital española puede ser real. El candidato socialista se ha comprometido con la "gobernabilidad" y la "transformación" de la ciudad de Madrid. De confirmarse estas intenciones, el PP dejaría de gobernar la capital española después de 24 años en el poder. Un gran batacazo principalmente para la protagonista de esta campaña, Esperanza Aguirre, que volvió a primera línea de la política para frenar el avance de Podemos y parece haber logrado el efecto contrario. La bronca campaña liderada por la 'popular' -puso en duda que Carmena fuera jueza de oposición e intentó sacar rédito político a la situación empresarial de su marido- puede estar entre las principales causas de estos resultados tan desfavorables para el PP. Probablemente tampoco haya pasado desapercibido la declaración de la renta filtrada dos días antes del cierre de la campaña, ni la publicación de sus cuentas bancarias.

Un escenario que podría repetirse en el otro de los grandes feudos municipales del PP: Valencia, con Rita Barberá al frente. El PP gana muy ajustado. Se hace con 10 concejales frente a los 9 que logra Compromís. El batacazo no ha sido menor. Los 'populares' pierden la mitad de sus concejales respecto a los resultados obtenidos en 2011. Sin duda alguna, Compromís ha dado la verdadera campanada en la capital valenciana. Pasa de 3 concejales en 2011 ha poder gobernar el Ayuntamiento si el PSOE (5 concejales) y VALC (3 concejales) le dan su apoyo. El apoyo de Ciudadanos (6 concejales) no le salvaría a Rita Barberá si la izquierda decidiera unirse contra ella. 

A partir del 25M, empieza un nuevo tiempo político en España. Se acabaron las mayorías absolutas, y se inaugura un nuevo tiempo de pactos. El PP ha dicho estar preparado para ello. El director de campaña 'popular', Carlos Floriano, y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, han coincidido en destacar que los conservadores han resultado ser los "más votados" en estas elecciones municipales y regionales. Ambos han reconocido que son resultados que invitan a la reflexión, pero la cruda realidad es que la debacle es histórica. Los conservadores han perdido más de 2,5 millones de votos respecto a 2011. Para encontrar resultados tan nefastos para el PP, habría que retroceder hasta 1991, y probablemente no fueran tan malos en algunas plazas. Entonces, sólo lograron 4,8 millones de votos y se quedaron a 13 puntos del PSOE, pero, sin embargo, ganaron por primera vez el Ayuntamiento de Madrid con mayoría absoluta y se hicieron con la alcaldía también en Valencia y Palma de Mallorca. Desde las elecciones municipales de 1995, el PP no había bajado nunca de los 7,3 millones de votos.

Comentarios