martes 25.02.2020
1000 PALABRAS CON LIBER: IGNACIO AGUADO

"Hay elecciones porque no todo el mundo busca el interés general"

Libertad Martínez vuelve al hemiciclo de la Asamblea de Madrid. Tras constatar que nada ha cambiado de sitio, se encuentra con Ignacio Aguado, Portavoz de Ciudadanos. Esta es su conversación

Libertad Martínez charla con Ignacio Aguado
Libertad Martínez charla con Ignacio Aguado

He quedado con Ignacio Aguado en la Asamblea de Madrid. Esta vez sí he entrado a la zona del hemiciclo. Nada ha cambiado: el mobiliario sigue siendo el mismo, los mismos cuadros y ese gran ventanal, por donde entra una magnífica luz de primavera

Aguado es el Portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y también de su partido en la Comunidad. Es una persona amable, suave en su expresión y contundente en sus exposiciones. Se siente un privilegiado por poder vivir estos momentos políticos y por aportar propuestas para la Comunidad de Madrid.

Siempre le ha gustado la política, su entrada en ella es vocacional. Ya desde la Universidad anduvo metido en faena, en la Asociación Política 3.0., con la tarea de impulsar la regeneración de la vida política e institucional. Hoy, siente que es un honor desempeñar un importante papel en nuestra Comunidad.

Estudió Derecho y Empresariales en el ICADE y Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado 7 años en una empresa energética, Unión Fenosa.

Dejó su trabajo en Marzo del 2015 para adentrarse en el mundo de la campaña electoral autonómica, que significó para él mucha responsabilidad y un reto personal; fue una prueba para él mismo. El mensaje tenía que llegar claro y nítido.

Nunca ha tenido miedo escénico; su único miedo era fallarle a la gente que confiaba en él. En el camino se sintió apoyado; eso, dice, le dio fuerza y confianza.

Su objetivo el día que salga de la Asamblea de Madrid es haber contribuido a que la Comunidad y el país estén un poco mejor.

-¿Es la Asamblea de Madrid lo que esperabas?

-Si, es muy parecido a lo que me esperaba. Me la habían pintado peor, con escasa capacidad legislativa, debate bronco y faltón, traspasando incluso la línea del respeto. En esta legislatura, desde el principio las cosas fueron bien. Nosotros tardamos unas semanas en aterrizar pero ahora las cosas van bien, las relaciones de los portavoces es buena. Creo que hemos coincidido cuatro perfiles de gente tranquila donde todo se puede hablar. Espero que siga así.

-En el Desayuno de Estrella Digital reconocías una cierta inexperiencia y cierta dureza política, lo que generó algunos problemas como, por ejemplo, una enmienda sobre educación en los presupuestos. ¿Ha mejorado la situación?

-Ahí nos metieron un gol, de todo se aprende. Yo esto también lo vivo como una etapa de aprendizaje y de seguir mejorando en mis cualidades personales, a la vez que intento aportar valor al partido y a los madrileños.

-Habéis hecho una propuesta sobre la gratuidad de los libros de texto, que es una vieja reivindicación de la izquierda. ¿En qué consiste?

-Sí, es una reivindicación histórica, que incide en el modelo educativo que dice la Constitución que es público, de calidad y gratuito. Incide en garantizar la igualdad de oportunidades real y efectiva de la gente que accede al sistema educativo y en que no haya barreras económicas.

Con esta medida las familias dispondrán de más renta, porque supone un ahorro entre 200 y 300 euros por hijo al año. Entrará en vigor en el segundo periodo de sesiones. En Mayo del 2017 ya se podrán inscribir todos los padres que quieran entrar, voluntariamente, y en septiembre del 2018 comenzará el sistema gratuito de libros.

-Cuatro meses sin Gobierno y vamos a nuevas elecciones. ¿qué ha pasado?

-Creo que no todo el mundo en política busca el interés general. Hay líderes políticos que, en primer lugar, les preocupa su silla y sus intereses; en penúltima instancia, el partido y, en última instancia, el interés general.

Porque si de verdad te importa España y te importa lo que sucede en la calle no permites que pase esto, no permites que haya nuevas elecciones, no permites que el gobierno siga en funciones hasta septiembre u octubre. No permites la incertidumbre financiera que supone la incertidumbre democrática. No permites un gasto en campaña electoral de 150 millones de euros.

Hacer todo eso es que no te importa demasiado lo que pasa, que lo que te importa es lo tuyo, tu “negociete”, tu agenda. España, en serio, es otra cosa. Es remangarte, llegar a acuerdos se ponga la cosa como se ponga. Creo que había posibilidades de acuerdos y no se han explorado porque había intereses ajenos al interés general que han impedido el acuerdo.

Aguado-5-Eres guapo, joven y vistes traje y corbata. ¿El traje es una vestimenta para trabajar o es una forma de vivir?

-Creo que es un traje para ir a trabajar, lo he llevado siempre, vengo de un sector muy tradicional.

-¿Cuándo no trabajas llevas chándal?

- No, tampoco, chándal casi no llevo ni para hacer deporte. Voy con cualquier cosa cómoda.

-Una manía

-Mirar el móvil antes de irme a dormir.

-¿Por qué rasgo te gustaría que la gente te definiera?

-Por buena persona.

-¿Te deja la política tiempo para reírte?

-¡Si¡, me río antes, durante y después. Me gusta reír.

-¿De qué te ríes?

-Me río de situaciones que pasan en el día, de mi mismo, cuando tengo tiempo busco espacios donde reírme. Me gusta el humor inteligente, me gusta mucho Goyo Jiménez, Joaquín Reyes, ….

-¿Con quién te tomarías un café?

-No se, no soy muy mitómano, pero quizá me tomaría un café con el Cholo Simeone, me parece que está haciendo muy bien las cosas.

Define muy breve a estas personas:

Begoña Villacís.

Carismática.

Albert Rivera.

Líder.

Cristina Cifuentes.

Inteligente y ambiciosa.

Enrique Ossorio.

Un caballero.

Angel Gabilondo.

Un intelectual.

José Manuel López.

Doble cara.

Ignacio Aguado.

Me considero sencillo, humilde, trabajador. Intento hacer las cosas bien, sin faltarle el respeto a nadie. Me gustaría, cuando me haga mayor y mire para atrás, ver que he hecho las cosas bien, respetando a la gente. Que no hice mal a nadie y que intenté ayudar.

Una propuesta.

Volver a repetir la entrevista dentro de poco.

Un deseo.

Queda muy tópico, pero es la cruda realidad. Que no me falte la salud, que es lo que te permite hacerlo todo.

Comentarios