Martes 17.07.2018
EL PP APOYA EL ARGUMENTO Y NADA DICE DE AUMENTAR EL GASTO

EEUU pide a España y Europa que se rearmen

Las relaciones militares entre España y Estados Unidos se reconoce que nunca han sido mejores. Sin embargo, se reitera en cada foro de Defensa que Europa y España deben aumentar su contribución a la seguridad de Occidente

Destructor  USS Donald Cook con base en Rota (Cádiz). | Pentágono
Destructor USS Donald Cook con base en Rota (Cádiz). | Pentágono

"No podemos soportar todas las cargas". Sería aconsejable "que nuestros aliados dieran un paso al frente y asumieran algunas responsabilidades en solitario".

El ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en España, Krishna R. Urs, ha vuelta a reclamar este miércoles, como viene siendo habitual en todas las cumbres de la OTAN, un mayor compromiso de Europa y España en materia de defensa, se entiende que compromiso económico.

"Para poder extender nuestro alcance hacia los rincones más oscuros, nuestros aliados han de contribuir de forma proactiva", ha señalado Urs en el marco de una jornada sobre la política de seguridad y defensa en las dos orillas del Atlántico norte, celebrada en la sede en Madrid de la Comisión Europea, organizada por la Asociación Ideas y Debate y patrocinada por el Ministerio de Defensa, entre otros.

El representante diplomático norteamericano ha destacado que cada vez se exige más a las Fuerzas Armadas, no sólo en combate sino como instrumento de respuesta ante todo tipo de crisis, donde "son las primeras en responder". Asimismo ha mencionado la existencia de un "gran número de crisis y amenazas a nuestra seguridad colectiva"; "ninguno de estos retos los puede enfrentar un actor solo, ni siquiera EEUU", por lo que "hace falta que compartamos la carga de liderazgo".

La cooperación militar entre España y EEUU  nunca ha sido tan fuerte

"Nuestra alianza ha sido pocas veces más importante que hora", ha dicho el número dos de la embajada americana, y para quienes pudieran considerar la OTAN o la relación trastlántico como algo anacrónico, Rusia se ha encargado, en su opinión, de recordarnos con la crisis de Ucrania la necesidad de permanecer unidos.

Urs - que lleva tres meses en España, habla español e hindi y ha estado destinado en Bolivia, República Dominicana, Perú, Nicarragua y México- ha señalado el extremismo islámico y la epidemia de ébola como dos "amenazas a las que debemos responder en este momento", ambas con alcance global, por encima de fronteras. Frente a los dos retos Estados Unidos está actuando, una forma que ha encontrado el diplomático de contrarrestar las críticas sobre el hipotético repliegue estratégico de Estados Unidos hacia el Pacífico o un liderzgo de menor nivel.

"Décadas de infra inversión presupuestaria ha provocado que muchos países europeos son cada vez menos relevantes por carecer de capacidades militares", ha señalado. "La escasez de recursos de defensa es dolorosamente evidente, no sólo cazas", también hospitales que fuera necesario desplegar en África, aviones de transporte, helicópteros, submarinos, misiles o aviones de despegue vertical, entre las carencias que ha mencionado.

En cualquier caso, el representante de la embajada ha señalado que "Estados Unidos sigue comprometido con mantener el vínculo con Europa y su seguridad, nuestro compromiso con Europa es inquebrantable".

En referencia a la OTAN, Urs opina que "las instituciones multilaterales están construidas sobre robustas relaciones bilaterales", y considera de my alto nivel las relaciones militares de su país con España.

En el mismo sentido se expresa un documento de la embajada de Estados Unidos en Madrid que analiza el vínculo entrre los dos países y recuerda unas declaraciones del presidente Obama de este enero en las que dijo que "la cooperación en materia de seguridad entre Estados Unidos y España nunca ha sido tan fuerte".

Reza el documento que "en 2014 hemos llevado nuestra asociación en materia de seguridad a otro nivel con el acuerdo para emplazar cuatro destructores de la Armada estadounidense en la base naval española de Rota", que "constituyen una contribución significativa a la seguridad trastlántica y son la columna vertebral de la defensa por parte de la OTAN de todos los habitantes de Europa contra la amenaza de proliferación de misiles balísticos".

Añade el breve informe que "más de 3.100 miembros del personal militar estadounidense y sus familias consideran Rota y Morón su casa".

Resulta significativo además que buena parte del documento se dedica a detallar el impacto económico positivo, no razones estratégicas o de seguridad, de la presencia militar de Estados Unidos en España, donde se mencionan alrededor de 3.500 contratos de personal español generados por las bases en 2013, más de 150 millones de euros inyectados en la economía española, elevados gastos en alojamientos en Cádiz, millones de euros en negocios a puertos españoles como Málaga, Rota, Palma o Ferrol por el atraque de buques norteamericanos o el contrato firmado por Navantia por valor de 229 millones de dólares para realizar el mantenimiento de los destructores estadounidenses.

Gobierno y PP, de acuerdo

Tanto desde el Ministerio de Defensa como desde el Partido Popular parecen estar de acuerdo en la necesidad de reforzar la relación con Estados Unidos y defienden con el mismo énfasis que el representante diplomático norteamericano que es imprescindible un mayor compromiso en estas materias.

La contradicción no explicada es que el Partido Popular es quien gobierna España y por tanto responsable con el Gobierno del actual presupuesto del Ministerio de Defensa, que se critica como anormalmente bajo.

El presidente de la Comisión de Defensa del Senado, el popular Agustín Conde, ha señalado en el acto compartido con el diplomático norteamericano que "los países europeos no pueden confiar siempre en que vendrá EEUU" a resolver los problemas de seguridad. Conde ha hecho un recorrido por la historia de la Unión Europea, ha culpado a Francia de que a finales de la década de los cuarenta tumbara la creación de una primera estructura de seguridad europea -argumento reiterado por los responsables del Ministerio- y ha señalado que en Europa, a diferencia de Estados Unidos, abunda "la fobia a todo lo militar".

El representante del Partido Popular ha recomendado que "Europa asuma el protagonismo de su propia defensa", pero no en contraposición a Estados Unidos ni para diluir la responsabilidad nacional en instancias comunitarias, como dice que defiende la izquierda, y ha concluido que  "nosotros no creemos que España sea un país de segunda división". No ha añadido Conde ninguna referencia relevante al presupuesto actual o deseable de España en Defensa, ni a planes actuales o futuros, y eso a pesar de que "la defensa es el núcleo de la soberanía".

"Estados Unidos ha pagado la factura de la defensa europea", ha insistido Conde, y en referencia a la UE ha añadido que "España se ha volcado en África con Francia y Estados Unidos, y no le ha servido Europa".

Qué OTAN y qué vinculo trasatlántico

En el debate ha participado también el general español Rubén García Servert, comandante del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN ubicado en la base de Torrejón (Madrid). Desde el CAOC de Torrejón, que acaba de alcanzar su capacidad operativa plena, se controla la defensa aérea de la OTAN en media Europa, desde Turquía a las Azores, incluido todo el Mediterráneo y el mar Negro.

Como no podía ser de otra forma, el general Servert ha defendido el vínculo militar entre Europa y Estados Unidos, pero ha añadido que la OTAN responde al mundo bipolar de la guerra fría -el Tratado fundacional es de 1949-. A pesar de las ampliaciones de la Alianza desde la caída del muro de Berlín, extensiones en países miembro y también en nuevas misiones, Servert cree necesaria una refundación de la OTAN "que la adapte al mundo en el que vivimos".

Más allá de OTAN sí o no, el general ha defendido que debemos preguntarnos qué OTAN y qué nexo trasatlántico queremos, y en la respuesta tiene un papel principal la Unión Europea, que con el Tratado de Lisboa ha creado los instrumentos jurídicos necesarios para contar con una defensa propia. Las carencias que detecta Servert en la UE son falta de voluntad política y la pérdida de valores inmateriales, "se ha perdido el sueño europeo a costa de las cuotas de producción de leche".

A una pregunta en relación con el apoyo a la OTAN, el general Servert ha respondido que "vivimos en estados democráticos y cuando la opinión pública está en contra de algo es porque el proyecto no es bueno o no se ha explicado bien".

La máxima del general cabría aplicarla también a la política de defensa española y los presupuestos del Ministerio.

Comentarios