sábado 14.12.2019

Duran i Lleida pide a Rajoy que respete la voluntad de Cataluña

El portavoz de CiU avisa al presidente de que si solo ofrece oposición al independentismo catalán, "el enfrentamiento irá creciendo"

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha advertido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que si solo ofrece "oposición y obstáculos" al independentismo catalán, esta "posición mayoritaria" se ampliará y "el enfrentamiento irá creciendo".

"¿Se puede convivir sin conflicto en la permanente contradicción de convivir contra la voluntad?", le ha preguntado Duran a Rajoy en su primera intervención el debate del estado de la nación que se celebra este martes en el Congreso.

El portavoz nacionalista ha dedicado la mayor parte de su discurso a repasar la política económica, social y europea del Gobierno, y ha reservado el tramo final para lo que ha llamado "la cuestión catalana". A su juicio, el presidente del Gobierno se está equivocando al afrontarla y hoy, en el debate en el Congreso, "no ha reconocido ni un solo error".

Duran ha pedido en primer lugar respeto para la voluntad del pueblo de Cataluña y ha instado a PP y PSOE a estar dispuestos a hacer "lo que sea necesario" para ello. Entre otras cosas, ha añadido, porque España no saldrá de la crisis, ni de la política ni de la económica, sin resolver "la cuestión catalana".

"Ustedes y el principal partido de la oposición deberían entender que la cuestión catalana no es un problema y si lo es, lo es tanto de Cataluña como del conjunto de España. Estén dispuestos a lo que sea necesario para respetar la voluntad democrática de los ciudadanos", ha reclamado.

Para ello, Duran ha pedido propuestas de reforma incluso de la Constitución. "Ahora les toca a ustedes. ¿Está dispuesto a dialogar? Me alegro, ¿pero qué propuestas tiene de futuro?", le ha dicho al presidente.

El "repugnante" espionaje

Duran ha mencionado en su discurso aunque muy brevemente otro asunto de actualidad, "la repugnante acción del espionaje". Ha sido tras abordar el problema de la corrupción y el "cainismo" en el que a su juicio han caído los partidos políticos.

"Necesitamos respuestas claras de la acción de gobierno a todos los niveles. ¿Cuántas acusaciones se han formulado en base a una unidad de la política bajo el silencio del gobierno? En algún caso, con declaraciones hirientes de algunos de sus miembros", ha empezando denunciando.

"Luz y taquígrafos, caiga quien caiga, no silencios que alimenten un supuesto teórico juego sucio o que permitan impunidad a la repugnante acción del espionaje", ha agregado Duran.

La política de los pobres

El portavoz nacionalista ha reflexionado también sobre la corrupción y sus consecuencias, la crisis política que atraviesa el país, el cainismo de los partidos políticos y el populismo. "Nos estamos destrozando entre nosotros y sin piedad, sin distinguir la verdad de la falsedad", ha añadido.

Ha admitido la necesidad de transparencia en la gestión pública y en la acción de los políticos, pero ha advertido contra algunas de las consecuencias que en su opinión está teniendo: Una "nueva inquisición". Entre los profesionales de la política parecer haberse instalado el "a ver quién gana menos" y parece que publicar la renta demuestra la honestidad.

"¿Se cree que la política tiene que estar reservada para los que no tienen nada, para los que han sido incapaces de ganarse la vida fuera de ella?", ha preguntado.

El portavoz ha aprovechado este asunto para expresar su confianza en la honestidad del presidente del Gobierno, sobre el que ha caído "la presunción de corrupción". "Creo que usted es una persona honesta. Cosa distinta es que piense que usted y su partido no han dado explicaciones suficientes y que sean además víctimas de actitudes desafiantes y altivas que horas antes mantenían frente a terceros", le ha dicho. "No voy a juzgar lo que deben juzgar los jueces".

Recentralización

Josep Antoni Duran Lleida ha reiterado esta tarde sus críticas a la "recentralización" que según CiU ha emprendido el Gobierno a través de diferentes medidas. Una de ellas, la unidad de mercado, para la que ha sugerido el nombre de unidad de la nación. "Es la unidad de España su objetivo y no la unidad de mercado", ha censurado.

Por este motivo también ha rechazado la ley de educación, "recentralizadora y homogeneizadora" y que dedica 14 páginas, ha precisado, al catalán y el castellano en Cataluña y "más de 20" a modificar el reparto de competencias. En términos parecidos se ha expresado sobre la reforma local, o la ley de transparencia y la de horarios comerciales.

Economía asfixiada

Duran ha vuelto a argumentar que es la asfixia económica que sufre Cataluña la que ha obligado a la Generalitat a importantes ajustes y recortes y a medidas como el euro por receta, recurrido por el Gobierno al Tribunal Constitucional. Asfixia provocada por los ajustes impuestos por el Gobierno y por el déficit fiscal que denuncia CiU, según el cual Cataluña aporta más de lo que recibe del Estado.

"Nos obligan a gastar menos, no nos permiten participar ni un euro en la subida de los impuestos participados por las comunidades y después no nos permiten ejercer la corresponsabilidad fiscal que tantas veces utilizaron para ir contra las comunidades", ha dicho.

Duran se ha detenido en las consecuencias en las políticas sociales catalanas de los recortes de las transferencias del Estado. Han bajado un 92 por ciento en tres años, ha dicho, de 72,8 millones en 2011 a 5,8 este año, lo que afecta a los programas sociales de la Generalitat.

Al margen de la cuestión autonómica, el portavoz nacionalista ha rechazado también las políticas sociales propias del Gobierno, cargadas ha dicho de "irracionalidad". En primer lugar, porque se ha suprimido el principio de universalidad de la sanidad. "Ahora solo tiene derecho a la sanidad quien tiene tarjeta de la Seguridad Social o quien puede vincularse a ella", ha criticado.