viernes 25/9/20
EL PSOE CEDE CUATRO SENADORES A ERC Y DEMOCRàCIA I LLIBERTAD

"¿A qué está dispuesto Sánchez para conseguir lo que no le dieron los votos?"

El Gobierno anuncia que ha pedido un informe a los servicios jurídicos del Estado para analizar el juramento de Puigdemont y la creación de la nueva Consejería de Exteriores. Santamaría advierte: "estamos vigilantes"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros. | EP
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros. | EP

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha aprovechado la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes para arremeter con virulencia contra la última actuación "incomprensible" del PSOE: ceder cuatro senadores a ERC y Democràcia i Llibertad (las siglas con las que Convergència se presentó al 20-D) para que pudieran formar grupos propios en la Cámara Alta. "¿A qué está dispuesto a prestarse el secretario general del PSOE para conseguir lo que no le han dado los votos?", ha preguntado de forma retórica la 'número dos' del Ejecutivo.

Tal y como se conoció este jueves a media tarde, las dos formaciones que actualmente participan activamente en el proceso independentista iniciado en Cataluña tendrán grupo parlamentario propio en el Senado gracias a la ayuda del PSOE. El partido liderado por Pedro Sánchez, que podría necesitar el voto favorable o la abstención de estas formaciones para poder gobernar España en caso de que Mariano Rajoy no logre ser investido, ha prestado a cada uno los dos senadores que les falta para llegar a los diez que exige el Reglamento para constituir un grupo. "Es bastante incomprensible", ha insistido Santamaría.

La vicepresidenta en funciones se ha preguntado qué pensarán los votantes de Lugo y de Cantabria que dieron "su voto al PSOE" y ha servido "para dar más voz, participación y relevancia a los independentistas" en el Senado. Una decisión que no sólo supondrá más dinero para ambas formaciones, sino que multiplicará su presencia en la Cámara Alta. Santamaría ha sido clara en su valoración respecto a la última controvertida decisión de Sánchez: "Es un error".  "Si eso es el federalismo asimétrico que entiende el PSOE es un paso muy preocupante. Los españoles y, particularmente, sus votantes, merecen una explicación", ha zanjado la portavoz gubernamental.

Aún así, Mariano Rajoy sigue apostando por el acuerdo PP, PSOE y Ciudadanos para lograr ser investido después de ganar las elecciones del 20 de diciembre.  "Es lo sensato y razonable. Y nosotros vamos a trabajar por ese acuerdo", ha insistido Santamaría, que ha recordado a Sánchez que tendrá que explicar "qué implica este movimiento (la cesión de senadores a los independetistas) que va en contra de lo que deben de ser los partidos de corte nacional para los que la unidad de España es un elemento clave". "Es muy preocupante", ha zanjado Santamaría.

"Vigilantes" con Cataluña

Igual de preocupante para el Gobierno que lo que actualmente está ocurriendo en Cataluña. Según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, el Ejecutivo en funciones ya ha encargado un informe a los servicios jurídicos del Estado para analizar tanto la toma de posesión del nuevo presidente catalán, Carles Puigdemont (que ignoró al rey y a la Constitución al prometer el cargo), como la creación de una Consejería de Asuntos Exteriores, que dirige Raül Romeva, por si pudiese exceder competencias. Además, según han aclarado fuentes gubernamentales, el Gobierno también analizará las competencias de todas las nuevas consejerías del gabinete de Puigdemont.

Por el momento, Santamaría no ha adelantado nada sobre los resultados de dicho informe y ha asegurado que informará al respecto cuando tenga las conclusiones. En cualquier caso, ha aprovechado la intervención de este viernes para advertir al nuevo Gobierno catalán que Moncloa permanecerá "muy vigilante" y analizará "todas y cada una de las actuaciones de la Generalitat y del Parlamento", sobre todo por el precedente que sentó la declaración de ruptura con el resto de España, que ya fue declarada nula por el Tribunal Constitucional.

Rajoy aún no ha mantenido ningún contacto Puigdemont, pero Santamaría sí ha insistido: "Debe ajustarse a la realidad".

Comentarios