miércoles 11.12.2019
Colegio público de Cabezón de Pisuerga

Detenido un profesor en Valladolid por supuestos abusos sexuales

Después de que dos padres denunciarán que sus hijos, de tres y cuatro años, hubieran sufrido supuestamente abusos sexuales

La Guardia Civil ha detenido hoy a un profesor de un colegio público de Cabezón de Pisuerga (Valladolid) después de que dos padres denunciarán que sus hijos, de tres y cuatro años, hubieran sufrido supuestamente abusos sexuales.

Según han confirmado fuentes de la investigación, la Guardia Civil del puesto de Cabezón de Pisuerga recibió en la tarde de ayer una denuncia de un padre de que su hijo podría haber sido objeto de abusos sexuales por parte de un profesor del Colegio Público Melquiades Hidalgo y esta misma mañana otro padre presentó otra denuncia similar referida a su hijo.

Esta misma mañana, la Guardia Civil detuvo al profesor, que fue conducido al cuartel de Cabezón de Pisuerga, donde le fue tomada una primera declaración, y después a la Comandancia de Valladolid, a la espera de pasar a disposición judicial.

Una vez conocida la detención, la dirección del mencionado colegio celebró un claustro de profesores y puso en conocimiento del alcalde de Cabezón de Pisuerga, Arturo Fernández, la existencia de las denuncias contra el profesor, quien lleva ocho años ejerciendo en el mismo.

Según ha asegurado a EFE el alcalde de Cabezón de Pisuerga, la denuncia ha causado "cierta alarma" en esta localidad de 3.700 habitantes perteneciente al alfoz de Valladolid.

Después de reunirse con la dirección del centro, el alcalde ha insistido en reclamar la presunción de inocencia del profesor, que, según ha podido recabar de sus compañeros docentes, en los ocho años que lleva en el colegio se le ha reconocido un trato "exquisito" con los alumnos, y el claustro ha expresado el apoyo a su compañero.

También ha apelado a la presunción de inocencia el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, quien ha aconsejado tener "prudencia", porque "una noticia así conmociona y preocupa".

Después de destacar la normalidad existente en el colegio, ha aclarado que para poder apartar a este profesor de la docencia se precisa "algún tipo de actuación judicial" y ha insistido en que "como administración educativa no conocemos nada de forma oficial y estaremos atentos a los que la Policía y las autoridades judiciales digan".

También ha advertido de que, "si este profesor es inocente, se tiene que restablecer su credibilidad y su honor y, si es culpable, que el peso de la ley le aplaste de manera inmisericorde".

Comentarios