jueves 17.10.2019
MISIóN CONTRA EL YIHADISMO

Defensa planea enviar 100 militares más a Irak

Defensa tiene planes para aumentar el número de efectivos que España aporta a la coalición internacional contra el DAESH, de los 300 que tiene ahora en Irak a 400, pero la parálisis del Gobierno en funciones también afecta a los planes del JEMAD, que aclara que la coalición internacional no ha pedido más ayuda española por el momento

La previsión de las necesidades de la misión de adiestramiento que España desarrolla en Irak parece clara. El Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante general Fernando García Sánchez, estima que España podría enviar 100 militares más para apoyar a los 300 que ya se encuentran allí.

Pero la parálisis política del Gobierno en funciones también afecta al desarrollo de los planes militares. Las cifras que maneja el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) tendrían que ser aprobadas por el Gobierno y ratificadas por el Congreso, como ya ocurrió en octubre de 2004 con los 300 militares que ya están en el terreno. Pero, visto lo visto, y sin tener la consideración de urgente, todo apunta a que el plan tendrá que esperar a que haya un nuevo gobierno.

Además, según ha explicado el JEMAD en una jornada informativa con periodistas en la Base de Retamares, la coalición de países que lucha contra el DAESH aún no ha pedido más ayuda a España de la que está prestando hasta el momento.

Médicos y guardias civiles

Entre esos 100 militares que el JEMAD calcula que habría que enviar, se encuentra un grupo de seis médicos militares, que se ocuparían de adiestrar a sanitarios militares iraquíes, y otro de unos 25 guardias civiles, que formarían a efectivos de la policía iraquí. Además, se incrementarían los efectivos de apoyo y seguridad en la base, según ha explicado García Sánchez.

Los 300 militares que se encuentran en Irak ya han adiestrado a tres brigadas iraquíes para mejorar su formación en la lucha que desarrolla contra el terreno el ejército local contra el DAESH y se encuentran adiestrando a otra brigada.

La mayor parte de los 300 militares españoles que ya están allí, unos 200, se encuentran en la base Gran Capitán de Besmayah, aunque también hay desplegados miembros de operaciones especiales en el aeropuerto de Bagdad y la localidad de Taji.

Muchos de los militares iraquíes adiestrados por españoles ya han desplegado en zonas de combate, como la Brigada de Infantería 72, que se prepara para recuperar Mosul, una de las ciudades más importantes de Irak que se encuentra en manos del DAESH.

Base de Retamares

El almirante hacía estas declaraciones en un encuentro informativo con periodistas en la Base de Retamares, en Pozuelo de Alarcón, el lugar en el que el Estado Mayor de la Defensa ha ubicado todos los mandos y unidades bajo el mando del JEMAD que son necesarias para conducir operaciones nacionales o internacionales, según ha explicado el almirante.

A mediados del mes de marzo, se completó el traslado del Mando de Operaciones a la antigua base de la OTAN en Madrid. De este modo, en la base de Retamares se ha centralizado en una misma instalación militar el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), que se mudó a las instalaciones en diciembre de 2015, y el Mando Conjunto de Ciberdefensa.

La Base de Retamares concentra así las capacidades de las Fuerzas Armadas, según ha destacado el JEMAD, que cumple uno de los objetivos de esta legislatura, agrupando a todas las unidades del núcleo de conducción de operaciones nacional en la base de Retamares. 

Comentarios