lunes 28/9/20

Defensa firma un convenio con Cruz Roja para ayudar en catástrofes

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha firmado un convenio con Cruz Roja para ayudar con temas logísticos en situaciones de catástrofes y emergencias, así como sendos acuerdos con las asociaciones de discapacitados Fundación ONCE y CERMI para poner en valor a este colectivo

Defensa firma un convenio con Cruz Roja para ayudar en catástrofes

Robles ha destacado, en el acto de rúbrica de los tres convenios, que son "una apuesta por los seres humanos" y por ayudar "en situaciones complicadas y hacerlo con generosidad y sin pedir nada a cambio".

En el caso de la Cruz Roja, se trata de materializar en un acuerdo la colaboración de Defensa con esta organización en temas logísticos, como el transporte de mercancías o personas cuando hay una catástrofe o emergencia.

El presidente de Cruz Roja, Javier Senet, ha puesto como ejemplo de esa colaboración el incendio de Gran Canaria el pasado agosto, cuando el Ejército desplazó hasta allí camas para los afectados.

Ese apoyo de logística se ha plasmado en otros momentos, ha explicado, con el uso de aviones del Ejército del Aire para transportar lo necesario a zonas necesitadas y el uso de bases y cuarteles por parte de la Cruz Roja.

El convenio también contempla que Cruz Roja colaborará en la difusión de conocimientos de derecho humanitario o penal internacional en centros docentes militares y acciones para apoyar la inserción profesional de militares que tienen que incorporarse a la vida civil.

Para Robles, este convenio plasma una de las vocaciones de las Fuerzas Armadas, el "humanitarismo". Se trata, ha dicho, de ayudar al ciudadanos sin preguntarle "ni quién es, ni de dónde viene, ni su adscripción política".

Todo ello sin buscar el protagonismo en ese camino "para conseguir la paz" donde, ha destacado, están tanto las Fuerzas Armadas como la Cruz Roja.

El convenio con la ONCE y con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) fomenta, por otro lado, la inclusión de los discapacitados en las políticas de defensa y busca apoyar la discapacidad militar.

El presidente de CERMI, Luis Cayo Bueno, ha aplaudido el camino trazado por Defensa en los últimos años en este sentido, especialmente en la mejora de la accesibilidad de los servicios y productos el Ministerio y el cambio de la ley de la carrera militar, que deja "en una posición más digna a los militares con discapacidad".

"Hemos conseguido considerar la discapacidad no como un elemento inamistoso y cambiar cultura de las Fuerzas Armadas para que cuando se produce una discapacidad en acto de servicio no se considere que esa persona ya esta fuera de las Fuerzas Armadas, sino que hay que retener ese talento", ha señalado. El objetivo es, según Pérez, "no expulsar a nadie".

Además, ha recalcado que se han hecho "infinidad de actividades" para abrir el mundo del Ejército a los discapacitados y sus familias.

Miguel Carballeda, presidente de la ONCE, ha pedido por su parte a la ministra que haga valer en su departamento el papel de las organizaciones sociales: "Solo pedimos un pelín de reconocimiento".

A este respecto, Robles ha afirmado que, si bien se ha avanzado en el ámbito de la discapacidad militar, aún "queda mucho por hacer" porque "hay una serie de normas que hay que cambiarlas".

Se ha referido a personas que han tenido que salir de las Fuerzas Armadas sintiéndose injustamente tratadas y que no han encontrado solución en los tribunales.

"Pero yo tengo que mirar al presente y al futuro, no al pasado", ha dicho, porque esas decisiones judiciales "son firmes". Aunque se ha comprometido a "trabajar por las personas que han sufrido una merma de sus facultades físicas y también mentales".

Comentarios