lunes 16.12.2019

La danza se incorpora por primera vez a los estudios universitarios

La Universidad Europea de Madrid ha presentado el grado universitario en Ciencias de la Danza, titulación pionera en España que se impartirá a partir del próximo curso. La institución universitaria española añade la danza al Plan de Grados, disciplina que por primera vez es incorporada a la educación superior. El bailarín Mikel Aristegui presentó esta titulación en el Matadero de Madrid. Ésta posibilitará la adquisición de conocimientos relacionados con la gestión, la administración y la distribución, así como la parte técnica en el escenario y otras áreas como la coordinación, la dramaturgia, la danza aplicada a la salud o la deontología profesional.

"La danza, como cualquier otro arte, tiene que estar reconocida a nivel universitario", asegura Mikel Arístegui, bailarín de amplia carrera internacional y diplomado en Danza Contemporánea en la Folkwang-Hochschule de Essen (Alemania), que presentó el grado en el Matadero de Madrid.

Arístegui, creador de la compañía T.L.F. Danza y docente en el ámbito del baile en diversos países, comentó que "incluso hoy en día es muy difícil que un bailarín pueda quedarse en España y dedicarse profesionalmente sólo a ello", y afirmó que "la mayoría de los países europeos están más adelantados en cuanto a su graduación y reconocimiento institucional".

Por su parte, Águeda Benito, rectora de la Universidad Europea, explicó que "hasta ahora la danza carecía de un corpus teórico suficientemente estructurado y la universidad es, sin duda, el mejor contexto para su construcción".

Desde esta universidad privada se destacó además que actualmente "se vislumbran entornos laborales emergentes" para personas formadas de manera integral: "un profesor de danza, un empresario del espectáculo o incluso un profesional de las ciencias de la salud que incorpora terapias con la danza son algunas muestras de ello".

Una titulación accesible a todos

La titulación posibilitará la adquisición de conocimientos relacionados con la gestión, la administración y la distribución, así como la parte técnica en el escenario y otras áreas como la coordinación, la dramaturgia, la danza aplicada a la salud o la deontología profesional.

El grado se dirige a profesionales que trabajan en escuelas y academias que deseen unos estudios universitarios; estudiantes que quieren hacer de la danza su profesión; alumnos que no acceden a los estudios superiores de danza en el conservatorio; bailarines instalados en España que deseen convalidar y reconocer sus estudios y deportistas de gimnasia rítmica y artística, patinaje o natación sincronizada.

En el marco del Espacio Europeo de Educación Superior, que posibilita que las universidades propongan nuevas titulaciones, y ante la reciente creación del bachillerato de Artes Escénicas con el que se busca crear una continuidad, desde esta universidad el nuevo grado está despertando mucho interés en el alumnado.