martes 25.02.2020
Reconstruyendo la izquierda

Los críticos acusan a Garzón de “difamar” a los históricos de IU

Los impulsores del manifiesto “La izquierda que se atreve a serlo” califican al actual coordinador federal de IU de “despreciable y ruin” tras ubicar a sus históricos en la “izquierda domesticada de la Transición”

Alberto Garzón lanzó la propuesta de reunión a cuatro la pasada semana. | EP
Alberto Garzón lanzó la propuesta de reunión a cuatro la pasada semana. | EP

Los expulsados de IUCM, algunos constituidos ya en partidos como La Convergencia de la Izquierda, continúan su batalla contra la actual dirección federal, a la que acusan de “difamar” a los dirigentes históricos de su propio partido, después de que Alberto Garzón los encasillara de “forma temeraria e indigna” en lo que él ha denominado “la izquierda domesticada de la Transición”. “No deja de ser despreciable y ruin que este joven cachorro de la democracia arremeta contra personas detenidas, torturadas, encarceladas y hasta asesinadas por luchar contra la dictadura y ser protagonistas de la transición a la democracia y las delate como domesticadas”.

Los denunciantes de esta situación son los mismos impulsores del manifiesto “La izquierda que se atreve a serlo”. Un documento que sigue recibiendo apoyos de quienes en su día pertenecieron a la organización y tras ser expulsados por la dirección federal de IU ignoraron el llamamiento del equipo de Garzón para proceder a su reafiliación. Este grupo, compuesto por 51 expulsados de IUCM, proponen "aunar fuerzas" para "construir" una "izquierda que se atreva a serlo", alejada del "sectarismo y el populismo" de Podemos y que valore la "transición", rechace el "independentismo" y defienda una "reforma constitucional con el mayor consenso posible".

Desde la comisión impulsora de este manifiesto, advierten de que no son buenos tiempos para la izquierda en España. Primero, porque está “atrapada” por la prolongada provisionalidad de su imagen pública (PSOE). Y segundo, porque está “golpeada” por la “extravagancia e irresponsabilidad de sus principales dirigentes”. Según los expulsados de IUCM, Alberto Garzón está más atento “al decorado y escenario de sus disputas, que a la iniciativa social y política para sacar adelante propuestas programáticas”.

Es más, estos mismos impulsores están convencidos de que esta “nueva izquierda” empeñada en marcar distancia y territorio entre ella “por la torpe vocación de sorpasso de Podemos”, lo único que ha conseguido es “facilitar” la hoja de ruta de la derecha española.

La IU madrileña de Garzón, "una formación fantasma"

Desde la comisión del manifiesto advierten de que seguirán trabajando por llegar a la inmensa mayoría de la militancia de IUCM que rechazó reincorporarse a IU. De hecho, creen que cuentan con un espacio político sin ocupar desde la expulsión de IUCM, ya que la IU regional de Garzón “es una formación fantasma”. Por ello, animan a todos los expulsados a sumarse al manifiesto “La izquierda que se atreve a serlo” para generar un debate público de la izquierda madrileña, en el que se incluyan “propuestas viables y verificables sobre economía, empleo, fiscalidad, políticas públicas, estado de bienestar, políticas de igualdad o regeneración democrática destinadas a mejorar la vida de las personas, especialmente las de aquellas peor tratadas por las políticas conservadoras durante la crisis”.

En definitiva, dicen los firmantes del documento, construir una izquierda que “no renuncie a la movilización democrática para avanzar por la senda de la transformación social”. “Si este espacio de la izquierda sigue ocupado por el populismo de Unidos Podemos, habrá derecha para rato”, advierten los expulsados de IUCM.

loading...
Comentarios