viernes 10.07.2020
Crimen de la Guardia Urbana

La juez archiva la causa por la muerte del mantero

La juez de instrucción  número 31 de Barcelona ha archivado la investigación abierta por la supuesta muerte violenta de una mantero de la que se acusaba a la agente policial Rosa Peral

La juez archiva la causa por la muerte del mantero

Al presunto delincuente conocido como el mantero, Antonio González García, no lo mataron sino que murió a causa de un accidente. Así lo ha dictaminado la juez de instrucción número 31 de Barcelona, Beatriz Balfagón, en un auto al que ha tenido acceso Estrella Digital. Según la resolución el 30 de agosto del 2014, Antonio González García, se despeñó por la montaña de Montjuic mientras era perseguido por agentes policiales y tras apuñalar a la agente local, Rosa Peral.

auto con marca de agua

Nuevas dudas sobre el crimen

Este sobreseimiento de la causa  (el segundo que se produce sobre estos hechos)  arroja nuevas dudas sobre la eventual participación de la agente Rosa Peral en el llamado crimen de de la guardia urbana que investiga el juzgado de instrucción  de Vilanova i la Geltrú, en Barcelona. Hace algo más de un año, el agente policial, Pedro Rodríguez, aparecía muerto, calcinado, en el interior de su vehículo, un Wolsvagen Golf de color negro, en las inmediaciones del pantano de Foix, en el sur de Barcelona.  Cuatro días después, su novia, la guardia urbana, Rosa Peral y el ex amante de ésta y también policía, Alberto López eran detenidos .

Versiones incompatibles

Las versiones sobre lo ocurrido son dispares. Por un lado, ella dice que Pedro murió a manos de Albert, quien estaba literalmente poseído por los celos.

López, por su parte dice que fue ella, quien en un arrebato le mató.

Lo cierto es que algunas teorías hablan de que Rodríguez, despechado por un  supuesto reencuentro amoroso entre Peral y López, les amenazó con tirar de la manta y explicar que, en realidad, la muerte “accidental del mantero” fue obra de Rosa y Albert.  Eso habría llevado a la pareja a conjurarse para matar a Pedro. Sin embargo, el auto de la juez de instrucción 31 inhabilita y desactiva esta teoría por cuanto, con rotundidad y con sobrados argumentos, habla de que la muerte del mantero fue ineludiblemente accidental.

El ministerio fiscal no piensa recurrir este archivo. La familia de Rosa Peral celebra esta resolución por cuanto “arroja verdad sobre esta investigación cargada de prejuicios”, han declarado a este medio.