jueves 02.07.2020

Correos atiende en sus oficinas a más de un millón de ciudadanos en dos días

Correos ha atendido en los últimos dos días a más de un millón de ciudadanos en sus oficinas de toda España para gestionar el voto por correo de cara a las elecciones de este domingo, una avalancha que ha gestionado con más horas de apertura y más trabajadores

Correos atiende en sus oficinas a más de un millón de ciudadanos en dos días

Si ayer, miércoles, los trabajadores de Correos admitieron 250.000 votos por correo para las elecciones generales y las valencianas -"una de las cifras más elevadas de la historia", según la empresa-, hoy jueves, penúltimo día de plazo para votar por este método, esperaban a más de 150.000 votantes.

A últimas horas de la tarde, la empresa aseguraba por medio de un comunicado que todas sus oficinas estaban "funcionando con normalidad" hasta el punto de que "ninguna registra tiempos de espera superiores a los de un día normal".

En declaraciones, el director de Operaciones de Correos, Magín Blanco, ha asegurado que "nadie se va a quedar sin votar" y que Correos atenderá a todos los ciudadanos que estén en las oficinas, aunque haya que ampliar aún más el horario.

De hecho, la empresa pública ha ampliado el horario de sus 2.400 oficinas en toda España y mantendrá abiertas hasta las 12 de la noche las 500 con mayor afluencia para tramitar el voto por correo.

Además, este jueves todas las oficinas de Correos están abiertas, incluso en las localidades de España donde es festivo local y los votantes pueden depositar su voto hasta las 14.00 horas de mañana viernes, según la ampliación acordada por la Junta Electoral Central (JEC).

Blanco ha explicado que, desde el momento en que se recibieron 1.346.476 solicitudes de voto por correo comprendió que habría que reforzar la plantilla, sobre todo dado que la Semana Santa coincidía con el periodo electoral.

Los días libres dificultaron la entrega de los documentos de votación ya que mucha gente se encontraba fuera de sus casas y redujeron el número de días en los que los votantes podían entregar su voto en las oficinas por lo que la afluencia de público se ha concentrado en menos días.

Correos "ha hecho un despliegue de medios sin precedentes", ha señalado Blanco, quien ha detallado que, además de ampliar el horario, se ha contratado a más de 4.500 personas de refuerzo para las oficinas, centros logísticos y reparto, y que todos los puestos de atención al cliente en las oficinas están "cubiertos al cien por cien".

Una de las comunidades autónomas donde más se ha notado la afluencia de votantes por correo en los últimos días ha sido Valencia, donde coinciden las elecciones generales con las autonómicas.

De hecho, fuentes oficiales han informado de que la modalidad de voto por correo ha aumentado un 235'7 por ciento con respecto a las pasadas elecciones autonómicas, lo que ha originado en los últimos días grandes colas en las oficinas de Correos.

En las elecciones autonómicas de 2015 fueron un total de 54.484 los valencianos que optaron por el voto por correo, mientras que en para la actual cita electoral se han formulado 189.655 peticiones, lo que supone multiplicar por más de tres las cifras anteriores.

Las ganas de votar se han extendido hasta las prisiones, donde un total de 4.880 presos han solicitado votar por correo en las elecciones generales del domingo, más del doble que los internos que lo pidieron en los comicios de noviembre de 2011.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha detallado que el total de solicitudes representa el 12,76 por ciento de la población penitenciaria que puede participar en las elecciones, es decir, los presos de nacionalidad española -38.224- y que no estén internos en cárceles catalanas, pues la competencia es de la Generalitat.

De los que han solicitado el voto por correo, Andalucía es la comunidad que encabeza el número de peticiones (1.372) , seguida de Madrid (743) y Valencia (680).

Para la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el hecho de que "la gente vote por correo masivamente significa que nos está esperando" y que "hay una esperanza puesta en nosotros".

Preguntada por el dato de que ya hayan votado medio millón de personas por correo y que una alta participación, según algunas teorías electorales, beneficia más a la izquierda, Calvo ha apuntado que "la política se mueve por sentimientos" y que "para los socialistas, nuestras ideas son también parte de los sentimientos", ha agregado.

"Cuando vemos que se vota masivamente por correo, significa que la gente está esperándonos", ha subrayado antes de participar en un acto en Cáceres. 

Comentarios