miércoles 23.10.2019

Una coronel de EEUU le pide a Obama que divulgue las fotos de las torturas

La coronela jubilada del Ejército de EEUU, Janis Karpinski, instó el jueves al presidente Barack Obama a que divulgue las decenas de fotos que documentan el maltrato a los prisioneros, para evitar una mayor tormenta política.

Karpinski estuvo a cargo de la cárcel iraquí de Abu Ghraib y de otros centros de detención durante la invasión estadounidense en Irak, pero fue degradada tras el escándalo internacional que causaron unas fotos que ilustraban la tortura de prisioneros.

Ahora, en un comentario publicado en la página de Internet de la cadena CNN, Karpinski consideró que, en aras de la "transparencia" que prometió Obama durante la campaña, y si el Gobierno no tiene nada que ocultar, entonces debe divulgar las fotos, como ha ordenado un tribunal federal.

Obama informó el miércoles de que su Gobierno se opondrá al dictamen de un tribunal federal que ordenó la divulgación de 44 fotos, a raíz de una demanda entablada por la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), porque hacerlo, a su juicio, pondría en peligro a las tropas estadounidenses en el exterior.

Durante una rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se hizo eco de las declaraciones de Obama de que la divulgación de las fotos no contribuiría a esclarecer más lo que ocurrió en el pasado y que, en todo caso, los incidentes ya fueron investigados y los involucrados "ya han recibido su castigo".

Controversia alimentada

Pero Karpinski argumentó que ese cambio de parecer "absolutamente aumentará la controversia... y aumentará las especulaciones sobre si el Gobierno oculta algo, quiénes están en esas fotos y cuán grave son".

Agregó que en su viaje a Egipto el mes próximo, donde Obama promoverá un acuerdo de paz para Oriente Medio, "serán inevitables las discusiones en torno a las fotos, y él haría bien en sostener un diálogo abierto sobre todos los temas, en vez de pedir disculpas por retener información". "El retener pruebas es contraproducente y no suena a la verdad, ni mucho menos al cambio" que prometió Obama, dijo.

Karpinski cuestionó los argumentos sobre la posibilidad de ataques insurgentes o de un mayor sentimiento anti-estadounidense si se divulgan las fotos, y sugirió que lo que más teme el Gobierno es la "indignación" de la opinión pública dentro y fuera de EEUU "si se revelan más detallas del engaño y las mentiras intencionales" sobre el uso de la tortura.

"¿Cuáles son los aspectos más condenatorios (de las fotos)? ¿La fecha que aparece estampada o el lugar donde se cometieron los abusos? ¿O será que los comandantes temen que la gente se dé cuenta de que el abuso de prisioneros fue más allá de algunos (casos aislados) y ocurrió mucho antes de la guerra en Irak?", se preguntó Karpinski.

Para la ex líder castrense, la decisión de Obama no se justifica y la divulgación de las fotos no agravará el peligro al que ya hacen frente a diario las fuerzas de la coalición en Irak y Afganistán.

Una coronel de EEUU le pide a Obama que divulgue las fotos de las torturas