sábado 26/9/20

Corbacho y Díaz Ferrán dejan constancia pública de sus diferencias sobre el diálogo social

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho y el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, han dejado constancia de sus diferencias, en un desayuno informativo al asegurar el primero que la CEOE exigió una rebaja de cinco puntos en las cotizaciones sociales, lo que obligó al líder de la patronal a tomar la palabra para desmentir este punto. Corbacho, además, abogó por impulsar la contratación a tiempo parcial y estimó que su "reducida utilización" requiere una reflexión "tranquila y serena". Así lo dijo durante su intervención en el Foro Nueva Economía en el que apostó por una reforma del mercado laboral "en el buen sentido de la palabra" y por un cambio en algunas figuras del mercado de trabajo.

Corbacho dijo que es preciso abordar la reflexión de futuras reformas para mejorar la competitividad de las empresas y las condiciones de los trabajadores y apuntó como cuatro ejes fundamentales; la reducción de la temporalidad, el impulso a la contratación parcial, las bonificaciones a la contratación y la mejora de la formación profesional.

Criticó la elevada tasa de contratación temporal que calificó de "anomalía" al tiempo que dijo que esta temporalidad "no se ha superado con ninguna de las reformas laborales llevadas a cabo por ningún gobierno".

Asimismo, el ministro también insistió en la buena salud del sistema de Seguridad Social aunque consideró necesario acometer reformas "dentro del ámbito del Pacto de Toledo" para garantizar la sostenibilidad del sistema y mejorar la cobertura de los beneficiarios, especialmente los pensionistas.

En este sentido hizo un llamamiento a la responsabilidad de aquellos dirigentes políticos que pretenden utilizar las pensiones con "arma arrojadiza o como elemento de confrontación partidista" y que según dijo, "sólo crean incertidumbre".

Sobre la evolución de la tasa de paro, Corbacho recordó que "hay que ser conscientes" de que la tasa de paro aumentará en los próximos meses, aunque "no porque empeore la situación económica y laboral sino porque son meses donde influye mucho la estacionalidad, "incluso en épocas de expansión y crecimiento".

Enfrentamiento con Díaz Ferrán

Corbacho también ha mostrado su confianza en el avance del proceso del diálogo social en el futuro, pero ha asegurado que "habrá que dejar cosas en el camino", incluido el Gobierno, porque de lo contrario "no sería una mesa de diálogo sino de comunicación".

A su juicio, "todos tenemos que hacer un esfuerzo y mirar hacia adelante" para impulsar el diálogo entre Gobierno, patronal y sindicatos.

No obstante, el ministro fue contundente cuando se dirigió al presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, presente en el acto, y le dijo que la rebaja de las cuotas de las Seguridad Social en cinco puntos "no es posible, y aquí no podemos seguir adelante".

Sin embargo, Díaz Ferrán, tomó posteriormente la palabra y negó que la patronal haya realizado esa petición de rebaja de cinco puntos, y le expuso su "firme compromiso" por la concertación y el diálogo.

Díaz Ferrán dijo que "quería aclarar" que desde la CEOE "nunca" hemos pedido una rebaja de cinco puntos de las cuotas sociales que pagan los empresarios, sino que "se podían bajar hasta cinco puntos y cómo hacerlo".

Eso sí, reiteró que las cotizaciones de la Seguridad Social están muy por encima de la media de la Unión Europea, lo que "merma la competitividad de las empresas españolas" y dijo que la patronal "siempre ha estado dispuesta a negociar y ha sido flexible".

En cualquier caso, Corbacho restó importancia a los últimos enfrentamientos entre Gobierno y patronal y dijo que en un momento de crisis tan profunda, todas las organizaciones han tenido tensiones "propias e internas", que han hecho que los desencuentros fueran "más fáciles".

"Cada una de las organizaciones (patronales y sindicatos) han visto la dureza de la crisis en los elementos que representan y a veces los desencuentros son más fáciles en épocas de crisis que de bonanza", apostilló.

El ministro reiteró que lo importante es coincidir en abordar juntos la "falta de confianza que tienen los ciudadanos en el futuro" y dijo que "todos debemos lanzar mensajes de confianza".

Al respecto, apuntó que en el proceso del diálogo social "hay que dejar cosas en el camino", ya que las mesas de negociación son de diálogo y no de "comunicación".

Corbacho y Díaz Ferrán dejan constancia pública de sus diferencias sobre el diálogo social