domingo 23.02.2020

Choques entre policía y manifestantes anti FMI dejan un muerto y 96 detenidos

Una persona falleció y cerca de 100 personas fueron detenidas en los enfrentamientos este martes entre policías y manifestantes que protestaban contra la celebración en Estambul de las asambleas anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), según informaron las televisiones locales. Según la cadena Habertürk, el fallecido sufrió un ataque cardíaco durante los disturbios cuando la policía penetró en la avenida peatonal Istiklal, en el centro de Estambul, y arrojó gases lacrimógenos. Las personas que se encontraban cerca de la víctima, identificado como Ishak Kalvo, intentaron llevarle a un hospital en taxi.

Pero debido a los disturbios y el cierre de calles fue imposible por lo que hubo de recogerle en ambulancia, aunque entonces ya fue demasiado tarde y el hombre, de 55 años de edad, falleció en el trayecto.

Citando fuentes de la Dirección General de Seguridad, la cadena NTV informó de que 96 personas fueron detenidas durante la jornada de protestas.

Desde la mañana del martes, militantes de sindicatos y partidos de izquierdas se congregaron en diversos puntos del distrito de Beyoglu y unas 1.500 personas caminaron hasta la céntrica plaza de Taksim, desde donde pretendían acceder hasta el lugar donde se celebran las reuniones del FMI y el BM.

Durante media hora de concentración pacífica, que provocó el corte del tráfico en la plaza, se corearon eslóganes como "FMI fuera de Turquía" y se desplegaron pancartas con los lemas "Haz que el capitalismo pase a la historia" y "El Banco Mundial es un criminal medioambiental".

Hacia las 11:30 hora local, la Policía intentó disolver la manifestación con tanquetas de agua a presión y lanzando bombas de gas lacrimógeno, para evitar que los manifestantes accediesen al recinto donde se celebran las reuniones.

Entonces, y según mostraron las cadenas turcas, comenzaron una serie de persecuciones entre policías y manifestantes por las calles del centro, especialmente por la avenida Istiklal y los callejones adyacentes.

Algunos manifestantes radicales lanzaron cócteles molotov a los policías y apedrearon algunos escaparates y paradas de autobús.

Según un comunicado policial, once bancos, cinco negocios, seis edificios de la administración pública y ocho vehículos policiales fueron dañados durante los disturbios.

Además, la policía turca confiscó una decena de cócteles molotov, 29 tirachinas y 150 perdigones, según informaron las propias fuerzas de seguridad.

También se produjeron protestas pacíficas dentro del recinto donde, en medio de fuertes medidas de seguridad, se celebran las reuniones del FMI y el BM.

"Debemos escuchar a quienes protestan", pidió el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, durante la inauguración de las asambleas.

"Aceptamos las críticas y las protestas pero se deben hacer de forma civilizada", afirmó en declaraciones a la prensa el ministro de Estado turco, Cevdet Yilmaz, y agregó que estos disturbios "no ensombrecen la reunión".

Por la tarde la situación se calmó en la plaza de Taksim y la avenida Istiklal, aunque se siguieron produciendo escaramuzas en algunas callejuelas del centro estambulí.

Hasta bien entrada la tarde los transeúntes que pasaron por el distrito de Beyoglu, donde se produjeron los disturbios, tuvieron que protegerse con pañuelos y mascarillas para evitar el efecto de los gases lacrimógenos, estancados en el aire ante la falta de viento.

loading...
Choques entre policía y manifestantes anti FMI dejan un muerto y 96 detenidos