domingo 05.04.2020
En Aragón

Cataluña devuelve al Monasterio de Sijena 53 piezas de arte

Técnicos de la administración aragonesa han firmado los documentos de recepción de las cajas en las que han sido trasladadas las piezas, que serán desembaladas durante las próximas horas para una comprobación de su estado

Las 53 piezas que la Generalitat de Catalunya ha acordado entregar hoy al Monasterio de Sijena (Huesca) han llegado en un camión al cenobio cisterciense en torno a las 17.00 horas, han informado a Efe fuentes del ejecutivo aragonés.

Técnicos de la administración aragonesa han firmado los documentos de recepción de las cajas en las que han sido trasladadas las piezas, que serán desembaladas durante las próximas horas para una comprobación de su estado.

La administración aragonesa ha habilitado los antiguos dormitorios del Monasterio de Sijena para ubicar estas piezas.

La consejera aragonesa de Educación y Cultura, Mayte Pérez, y el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuin, han estado presentes en la llegada del envío, que regresa a Sijena por orden del juzgado de instrucción número 1 de Huesca que determinó la propiedad aragonesa de 97 piezas depositadas en museos catalanes.

El gobierno catalán ha acordado hoy devolver esas 53 piezas, que estaban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), pero a su vez ha denegado el traslado de las otras 44, que se encuentran en el Museo Diocesano de Lérida.

Las piezas que han llegado nunca han sido expuestas "a causa de su escaso valor artístico", según el gobierno catalán, cuya vicepresidenta, Neus Munté, ha dicho que en el caso de las que están en Lleida "no han finalizado" aún "los procedimientos legalmente requeridos por la normativa de patrimonio cultural".

La consejera aragonesa, por su parte, ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de Gobierno que "el tiempo de la voluntad política pasó y estamos en otro asunto, que es el cumplimiento del estado de derecho".

Las 53 piezas que han regresado a Sijena son las de menor valor artístico e histórico de las 97 que se reclaman, ya que se trata de objetos y ropas de liturgia del monasterio, cerámica y trozos de pinturas murales, porcelanas, algunos pergaminos y libros.

Según sostiene el gobierno catalán, las 97 piezas fueron adquiridas por la Generalitat a las monjas de la orden de San Juan de Jerusalén mediante contratos de compraventa del 28 de enero de 1983 y 17 de diciembre de 1992, y por el MNAC, el 20 de junio de 1994. 

loading...
Comentarios