lunes 16.09.2019
Un sindicato policial pide procesar a las ONGs que traen a inmigrantes ilegales

Campaña policial contra la política migratoria de Sánchez

El sindicato de Policía Nacional, Alternativa Sindical de Policía (ASP) pide al Gobierno que estudie incluir en el Código Penal español la actividad de las ONG que en embarcaciones a miles de inmigrantes irregulares a Europa

Imagen del buque Aquarius
Imagen del buque Aquarius

Este sindicato denuncia mediante un comunicado, que las ONGs no “rescatan” sino que “traen” a miles de inmigrantes irregulares a Europa.

Explican que en los dos últimos años la cifra de extranjeros irregulares traídos a suelo europeo desde las aguas de Libia y Turquía supera los 150.000. 
El sindicato aclara en este comunicado que se considera “rescate” cuando se produce un incidente (un buque en situación de naufragio,
avería grave por temporal o hundimiento) ajeno a la voluntad de sus ocupantes; dejando claro que no es ésta la labor que están realizando las ONGs. 

Las acusan de disfrazarlo de "rescate humanitario" cuando en realidad sólo son transportados a Europa y están haciendo de esta forma, la última fase del trabajo de las mafias. 

Para que el Gobierno de Sánchez considere estudiar la inclusión en el Código Penal, se basan en el artículo 318 bis del Código Penal español, citándolo:

“Todas aquellas personas u organizaciones que ayuden a entrar en territorio de la UE a personas de terceros estados vulnerando la
legislación de entrada serán autores de un delito contra los ciudadanos extranjeros”. Sin embargo, el mismo artículo en su párrafo segundo deja fuera de la punibilidad “cuando el
objetivo perseguido por el autor fuere únicamente prestar ayuda humanitaria a la persona de que se trate”.

Con respecto al buque Aquarius, aclaran que no son refugiados, ya que no proceden de países en conflicto armado, sino que son inmigrantes irregulares y explican que antes de llegar han pasado por varios países donde podrían haber pedido refugio y no lo han hecho.

Consideran de de “enorme error” político y geoestratégico las últimas decisiones del Gobierno de España, entendiendo que se envía un claro mensaje de “Desde que Italia ha cerrado sus puertos, la única ruta es la Española”.