sábado 04.07.2020
QUINCE DETENIDOS

Cae una red que distribuía y vendía droga en Gijón, Oviedo y Bilbao

En la operación policial se han incautado, además, 4.416 gramos de hachís, 99 gramos de cocaína, 6.551 euros, 5 vehículos y 28 teléfonos

Los quince integrantes de una red criminal dedicada a la distribución y venta de sustancias estupefacientes en bares y locales de Gijón, Oviedo y Bilbao han sido detenidos en una operación policial en la que se han incautado 4.416 gramos de hachís, 99 gramos de cocaína, 6.551 euros, 5 vehículos y 28 teléfonos.

La droga la vendían los camareros y los encargados de los establecimientos, según informa la Policía Nacional en una nota, en la que precisa que se han realizado cinco registros en bares, seis en domicilios y un trastero.

La operación se inició tras recibirse en la comisaría de la Policía Nacional en Gijón informaciones anónimas y quejas de vecinos que alertaban de la venta de hachís en distintos bares de la ciudad, todos ellos regentados por ciudadanos de origen marroquí.

En el desarrollo de la investigación los agentes descubrieron que estas personas formaban parte de un entramado criminal cuyo cabecilla regentaba varios establecimientos en Gijón, uno en Oviedo y otro en Bilbao, en los que se distribuía principalmente hachís procedente de Marruecos.

Las pesquisas policiales permitieron averiguar que la droga viajaba desde su origen en vehículos hasta Bilbao y desde allí un miembro de la organización la transportaba de forma periódica hasta Gijón, para ser vendida por los camareros o encargados de los establecimientos que formaban parte de esta red criminal y que se encargaban de su distribución al por menor.

Durante semanas, los investigadores sometieron a una minuciosa vigilancia estos bares y comprobaron las sucesivas entradas y salidas de clientes que no realizaban consumiciones en el interior.

También tramitaron ocho actas de aprehensión de hachís a personas que lo habían adquirido en estos locales.

Una vez recabados todos los datos de la operativa utilizada por los integrantes de esta organización criminal, los agentes pusieron en marcha un dispositivo para la detención de sus miembros y la desarticulación de los puntos de venta.

En los locales y las viviendas fueron incautadas distintas piezas de hachís y papelinas de cocaína, así como básculas de precisión para su posterior distribución aunque la mayor cantidad de sustancia intervenida se descubrió en un trastero, oculta entre unos neumáticos apilados en un rincón.

El cabecilla de la organización, que figura entre los quince detenidos, todos de origen marroquí, contaba con detenciones anteriores por delitos contra la salud pública y la mayoría de los detenidos tenía un historial de antecedentes por delitos contra el patrimonio.

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial que contó con el apoyo operativo de agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Gijón y con los Guías Caninos de la Jefatura Superior de Policía de Asturias. 

Comentarios