sábado 06.06.2020

Cae una red que blanqueaba dinero comprando diamantes en bruto

La Guardia Civil ha desarticulado una red que se dedicaba a la compraventa de vehículos usados y que transfería importantes cantidades de dinero desde bancos españoles a otros de la República Centroafricana para adquirir diamantes.

En la operación denominada "Archer", que se ha desarrollado en Murcia y Granada, han sido detenidas seis personas (cinco españoles y un centroafricano) y ha sido imputada otra más.

Los arrestados, acusados de delitos de blanqueo de capitales, se dedicaban a la compraventa de vehículos usados y llegaron a transferir de forma ilícita cerca de 800.000 euros desde cuentas bancarias de España a otras de la República Centroafricana.

Para dificultar el seguimiento del dinero del comercio de coches, adquirían cheques bancarios al portador que posteriormente eran ingresados en otras cuentas de la propia red.

Cuando el dinero llegaba a la República Centroafricana, los detenidos adquirían los diamantes para su posterior importación y comercialización en Europa.

Con la desarticulación de la organización la Guardia Civil ha frustrado una operación clandestina de contrabando de diamantes en bruto. La Guardia Civil advierte de que cuando los diamantes en bruto proceden de países o zonas controladas por facciones opuestas a gobiernos o regímenes legítimos, las organizaciones que adquieren ilícitamente estas piedras pueden estar favoreciendo conflictos militares contra dichos gobiernos.

El comercio de diamantes en bruto se encuentra regulado por el denominado "proceso de Kimberley". Esta regulación legislativa y los registros documentales existentes sobre los importadores de este producto ha permitido a los investigadores determinar que la organización ahora desmantelada no había llegado a importar las piedras preciosas a la Unión Europea.

La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delitos Económicos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.