martes 15.10.2019

Caamaño afirma que las normas penales "no deben hacerse con el corazón, sino con la razón"

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha defendido este jueves que las normas penales "no deben hacerse con el corazón, sino con la razón", y que la reforma del Código Penal aprobada por el Gobierno es "necesaria, idónea y adecuada" para hacer frente a las nuevas formas de delincuencia. Así se ha expresado el ministro al defender el proyecto de ley de modificación del Código Penal del Ejecutivo durante el debate de las enmiendas a la totalidad que el PNV, ERC-ICV-IU y el BNG han presentado al proyecto y que serán rechazadas esta mañana por los socialistas, que previsiblemente contarán para ello con la ayuda de PP y CiU.

En su defensa de la reforma, Caamaño ha resaltado que el proyecto es necesario para dotarnos de instrumentos más eficaces para combatir determinados tipos de delincuencia y para trasladar a nuestro sistema penal el reproche social que merecen ciertas conductas, como la corrupción o los delitos contra la indemnidad sexual especialmente en el caso de que menores.

"Las normas penales no deben hacerse con el corazón, sino con la razón, para que sean expresión ponderada y conjunta de la dignidad de todos", ha dicho el ministro, que ha subrayado que la reforma incorpora la "perspectiva" de las víctimas, al tiempo que respeta los principios de reinserción y proporcionalidad que exige la Constitución.

Caamaño, que se ha congratulado de la acogida que el proyecto ha tenido entre la mayoría de las fuerzas políticas, ha tendido la mano también a los grupos que piden su devolución, a quienes ha invitado a unirse al diálogo y el consenso durante la tramitación parlamentaria de la reforma que hoy comienza.

Caamaño afirma que las normas penales "no deben hacerse con el corazón, sino con la razón"