lunes 14.10.2019
COMISIóN DE INVESTIGACIóN DE LAS CORTS VALENCIANES

Un Bombero, sobre el accidente de metro en Valencia: "En 800 metros no hay ninguna salida de emergencia"

El jefe de Bomberos del Ayuntamiento de Valencia destaca que una de las dificultades que se encontraron fue que la UTE estaba "cruzada" en la vía

Boca de metro de la estación de Jesús, cerrada tras el accidente. | EP
Boca de metro de la estación de Jesús, cerrada tras el accidente. | EP

El jefe de Bomberos del Ayuntamiento de Valencia en el momento de accidente de metro del 3 de julio de 2006 Julián Rodríguez ha destacado este lunes que en el momento del siniestro se encontraron con "dos dificultades" a la hora de trasladar a los heridos porque "en 800 metros no hay ninguna salida de emergencia" y porque la UTE estaba "cruzada" en la vía

Julián Rodríguez ha comparecido este lunes en la comisión de las Corts Valencianes que investiga el accidente de la Línea 1 de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), que dejó 43 fallecidos y 47 heridos , donde ha destacado la necesidad de elaborar más túneles de evacuación.

Ha explicado que la unidad descarriló por exceso de velocidad, pero cree que si en ese lugar no hubiera habido una bifurcación de las vías quizá no habría volcado. Durante su intervención, ha destacado que hubo "contacto permanente" entre los efectivos de seguridad y la empresa Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana.

Según este bombero, no hubo falta de medios tras el siniestro. Al respecto, ha explicado que se cumplió el "protocolo" que establece el envío de una Bomba Urbana Pesada (BUP), un Furgón de Salvamentos Varios  con puesto de mando y ambulancias y, además, solicitaron al Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) que enviaran "todos los medios posibles". También ha destacado que se enviaron  dotaciones a través de las dos estaciones, Plaza España y Jesús.

El que fuera jefe de Bomberos ha destacado que se encargaron de rescatar a las víctimas, de facilitar la recepción de familiares y, además, intentaron levantar la unidad por si había alguna víctima debajo. Además, ha dicho que, posteriormente, se pusieron a disposición de la Policía Científica.

"Hicimos lo que pudimos"

Julián Rodríguez, quien ha indicado que tras el accidente varios bomberos tuvieron que recibir tratamiento psicológico, ha dicho que dieron una respuesta "bastante buena", manteniendo tiempos similares a los registrados en los simulacros. Considera que "todo es mejorable" y cree que "cometieron algunos errores", pero ha subrayado: "Hicimos todo lo que pudimos".

En esta comisión de investigación también ha comparecido este lunes el sargento de bomberos del Ayuntamiento de Valencia en el momento del accidente, Alberto Puchalt, quien ha destacado que en este siniestro "las personas fueron succionadas por las ventanas".

Así, ha dicho que el diseño de las ventanas fue lo que originó "el alto número de fallecidos", pero también ha aseverado que hubo "más circunstancias que escapan al conocimiento de cualquier miembro del servicio de emergencias".

Puchalt, que actualmente es  bombero del Consorcio Provincial,  ha manifestado que, tras el accidente, "sabemos que las ventanas tenían que ser diseñadas de otra manera". Sin embargo,  en el caso de que haya ventanas "blindadas" y se produjera un choque con incendio: "¿Por dónde salen las personas?", se ha preguntado.

Respecto a las causas del siniestro, ha dicho que los bomberos son muchas veces "los primeros que vemos la situación", pero "no somos especialistas en nada". "A la hora de la valoración, hagan caso a los informes periciales", ha resaltado.  También ha subrayado que del accidente "hay que aprender y tomar las medidas correspondientes".

Preguntado por la desaparición del libro de averías,  Alberto Puchalt ha manifestado que en la cabina del tren siniestrado "no entró nadie más que bomberos y algún sanitario", por lo que cree que "se perdería en otro sitio".

Comentarios