sábado 14.12.2019
Bajo mínimos tras los accidentes

La Base de Gando tendrá dos nuevos Super Puma antes de febrero

Son aeronaves de búsqueda y rescate de última generación. El primer H215 llegará esta misma semana a la base del Ejército del Aire en Gran Canaria. El segundo, en febrero. El 802 Escuadrón Ejército del Aire sigue recuperando su flota después de que se estrellaran dos de estos helicópteros en el Atlántico en 2015 y 2014, accidentes en los que murieron siete militares

El primer H215 fue entregado en octubre de 2016 al 802 Escuadrón. | Airbus Helicopters Pablo Rada
El primer H215 fue entregado en octubre de 2016 al 802 Escuadrón. | Airbus Helicopters Pablo Rada

La Base de Gando toma poco a poco el pulso. La llegada de dos nuevos helicópteros Super Puma H215 de Airbus Helicopters a Gran Canaria recuperará la capacidad de búsqueda y rescate del 802 Escuadrón del Ejército del Aire -el SAR de Canarias-, que sufrió dos duros golpes en 2014 y 2015 con sendos accidentes de dos de sus helicópteros y siete militares de tripulación fallecidos.

Poco más de dos años después del último fatídico accidente, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha presidido la entrega de dos Super Puma, que estarán en Gando en breve: el primero de ellos llegará a la base canaria esta misma semana -este jueves o este viernes- y el segundo aparato llegará en febrero, después de que se hagan las últimas comprobaciones y pruebas de vuelo en Albacete, tal y como han confirmado fuentes de Airbus Helicopters a Estrella Digital. La ministra también ha recepcionado un helicóptero NH90 y dos Tigre para el Ejército de Tierra. 

En octubre del año pasado llegó el primer H215 que encargó el Ejército del Aire para el 802 Escuadrón y este mismo mes de junio se formalizó el contrato para comprar otros dos aparatos por 30 millones de euros (un acuerdo que no se formaliza directamente entre el Ministerio de Defensa y Airbus Helicopters, sino a través de la Agencia de Abastecimiento y Mantenimiento de la OTAN, Namsa).

Estos H215 son la versión moderna de los Super Puma con los que contaba el propio Escuadrón (los AS 332 C1e), que comenzaron a utilizarse en 1982 y que han alargado su vida operativa enormemente, también siendo “canibalizados”. Ante la sensibilidad de enviarlos a la base de Gando, Airbus Helicopters (antes Eurocopters) insiste en el “alto nivel de seguridad” que ofrecen estos aparatos con “motores de eficacia comprobada MAKILA 1A1; sistema de gestión de vuelo de última generación; sistema de aviónica con puesto de pilotaje digital, compatible con el uso de gafas de visión nocturna”. En el caso de los que llegarán a Canarias, incluyen además, “el piloto automático digital de 4 ejes del avanzado modelo H225”, según han confirmado fuentes de la compañía, que recuerdan que el aparato se ha fabricado en la fábrica principal de Airbus en Marsella, Francia, aunque las últimas configuraciones se han realizado en la fábrica de Albacete. 

Reestabilización del Escuadrón

La llegada inminente de los dos nuevos aparatos muestra la necesidad acuciante de cubrir esa misión en Canarias: España tiene la responsabilidad de ofrecer “un servicio de búsqueda y rescate (SAR) en caso necesario” al firmar el Convenio de Aviación Civil Internacional y formar parte del sistema mundial SAR. Canarias es una de las regiones de búsqueda y salvamento establecidas a nivel internacional (denominadas SRR) por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) por una parte, y la Organización Marítima Internacional (OMI) -en España, las otras regiones son actualmente Madrid y Baleares-.

Y desde los accidentes, la unidad encargada de responder a esta misión se vio completamente mermada. Los dos helicópteros restantes tras los accidentes se mantuvieron en revisión con lo que se han utilizado recursos de otras unidades militares. De hecho, el Ala 48 cedió un Super Puma, que precisamente estará en Canarias hasta este fin de semana.

Pero no solo se trata de un aumento de helicópteros. El Ejército del Aire tendrá que aumentar también el número de efectivos del Escuadrón. Tras la muerte de los dos pilotos en los accidentes (murieron siete militares del Escuadrón en total), otros militares se pasaron a pilotar aviones de Transporte o como instructores a la Academia Militar de Transporte de Salamanca y solo uno ha pedido el traslado desde Madrid, con lo que el personal disponible es escaso en estos momentos.

Además de la obvia necesitad de dotar al Escuadrón 802 de medios para cubrir su misión tras los accidentes, la llegada de estos dos nuevos helicópteros a Gando supondrá la “estandarización de la flota” y permitirá que tanto la formación de las tripulaciones como el mantenimiento de los aparatos, tal y como han confirmado fuentes del Ejército del Aire a este diario.

Los siguientes en renovar sus flotas serán, probablemente, el Ala 48 (Getafe, Madrid) y el Ala 49 (Palma de Mallorca), a medida que aumente la dotación presupuestaria, aunque por el momento no hay contratos encima de la mesa. Los anteriores Super Puma que compró España se destinaron al 402 Escuadrón para Transporte VIP, del Ala 48, aunque, en total, hay más de 50 unidades operativas de esta 'familia'. 

Comentarios