jueves 12.12.2019
En la clandestinidad

Así prepara Miguel Ángel Flores su rentrée en la noche madrileña

El empresario madrileño prepara su vuelta en su gimnasio ubicada en la estación de Chamartín donde realiza entrevistas al personal que pretende contratar para su nueva discoteca de 1.800 metros cuadrados y 25.000 vatios de potencia de sonido. Por su parte, el Ayuntamiento le sigue negando la licencia de apertura 

El ‘capo’ de la noche prepara su vuelta a la noche a caballo entre los juzgados, donde ha sido condenado recientemente a cuatro años de cárcel por el caso 'Madrid Arena', y su gimnasio, instalado en Chamartín, donde realiza entrevistas a camareras, relaciones y 'hostess' para su nueva discoteca, ‘Lab Dance Floor’ (antigua Macumba). El Grupo Alonso, propietario de los terrenos donde se ubica la sala de fiestas, ha reconocido en una nota de prensa que Flores es el coordinador de desarrollo del negocio del proyecto, pero no el director. La apertura prevista para el 14 de octubre ha tenido que ser retrasada por cuestiones de licencia, según el Ayuntamiento de Madrid.

“Nuevo proceso de selección para cubrir perfiles de ocio y hostelería: camareras y 'hostess' con buena presencia, actitud, talento, don de gentes y dinamismo exquisito para formar parte de uno de los proyectos culturales más atractivos de Madrid”. Así reza el anuncio colgado en la página de Facebook del nuevo espacio multiusos (así lo define la empresa), Lab Dance Floor. ¿El lugar de las entrevistas? El gimnasio Castellana Sport Club, propiedad del condenado, Miguel Ángel Flores.

Este dato no hace sino corroborar que la figura que se esconde detrás de esta nueva discoteca con capacidad para 1500 personas y 25.000 vatios de potencia es la misma que la que durante muchos años se convirtió en el rey de la noche madrileña. De todos modos, la rentré del empresario no está resultando sencilla. A comienzos de diciembre de 2015, el Consistorio paralizó las obras de la ‘Lab Dance Floor’ al entender que no tenía licencia para realizar ese tipo de reformas. En junio de 2016, se reanudaron las obras porque decían tener todos los permisos en regla. Desde septiembre se ha especulado mucho con la reapertura de la sala e incluso ‘El Mundo’ llegó a afirmar hace tan sólo unos días que la inauguración estaba prevista para el 14 de octubre.

labint

Pero la realidad es que Flores y su equipo todavía no pueden abrir las puertas del local porque el Ayuntamiento les ha vuelto a exigir una serie de requisitos para obtener la licencia de apertura. No han transcendido los puntos de discordancia entre el Grupo Alonso, empresa que tiene la concesión de los terrenos de Adif, y el Consistorio, pero a buen seguro que la finalidad y el uso que tendrá el pabellón de 1800 metros cuadrados es una de las discrepancias.

Flores y los suyos anuncian que se trata de un “espacio multiusos diseñado para celebración de eventos, conciertos y presentaciones audiovisuales” y añaden que es el local “mejor acondicionado de la ciudad para llevar a cabo tanto actividades culturales, educativas y de ocio y entretenimiento”. Todo esto parece alejado del concepto tradicional de discoteca, pero Estrella Digital se ha puesto en contacto con varios relaciones públicas de la noche madrileña y todos ellos confirman que por el momento no pueden abrir “por temas de licencia”, pero que la inauguración está cerca de convertirse en realidad.

lab

Un pliego sin discoteca

Las exposiciones y las pequeñas ferias fueron las primeras ideas que tuvo el Grupo Alonso para lavar la imagen de lugar de excesos que tenía la azotea de Chamartín. De hecho, se creó MEEU (Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos). Sus 33.000 metros cuadrados pretenden dar cabida a autores y a exposiciones poco conocidas. Hasta este punto todo parecía idílico: las condiciones se cumplían, se regeneraba un espacio que estaba devaluado, el arte ocupaba un lugar importante en una zona de mucho tránsito de viajeros... Pero la próxima reapertura de la sala ‘Lab Dance Floor’ amenazan la calma del lugar. De ser así, incumpliría un requisito del pliego del concurso que convocó hace casi tres años, ADIF. En las condiciones se especificaba que estaba totalmente prohibida la instalación de discotecas, gimnasios, hoteles o salas de fiestas.

Desvinculación de Macumba

Miguel Ángel Flores y el Grupo Alonso están obsesionados con desmarcarse de la marca Macumba que tanto miedo despierta en el Ayuntamiento y en sus competidores por reinar en la noche de ocio madrileña. De hecho, han llegado a afirmar que “el espacio Lab Dance Floor no tiene nada que ver con la antigua sala Macumba, con excepción de su ubicación en el ático de la estación ferroviaria de Chamartín”.

El problema es que los cientos de páginas webs de fiesta y ocio en Madrid están dificultando este desarraigo voluntario al renombrar a la discoteca como ‘Macumba LAB’. De hecho, hay un dominio en internet especializado en la venta de entradas para fiestas de año nuevo que ya anuncia la celebración para el día 31 de diciembre en el “espacio multiusos”, como así lo define el Grupo Alonso. En un principio, abrirá sus puertas a la 01.00 de la mañana, aunque no especifica la hora del cierre. También informan que se exigirá media etiqueta y que existirán 5 barras disponibles para el público. A la hora de informarse del precio, es cuando el usuario se encuentra la sorpresa: “Sala Cerrada”.

A pesar de esto, hay un teléfono disponible para reservar una entrada ficticia, porque la realidad es que la sala no está abierta y se desconoce cuándo lo estará. Así lo reconoce la propia persona que atiende al móvil especificado en la web en cuestión cuando es preguntada sí el local abrirá seguro en Nochevieja: “No lo sé, lo siento”.

Mientras tanto, Miguel Ángel Flores y su equipo de comunicación, ajenos a todos estos contratiempos, no han parado de promocionar el nuevo espacio en las redes sociales, aunque nunca ha contestado con una fecha concreta a los usuarios que han preguntado por ella insistentemente. Sólo se han limitado a decir que “lo bueno se hace esperar”. De hecho, están tan al margen de los problemas derivados de la apertura, que hace tan sólo unos días mostraron una imagen del interior del recinto y la reforma del parking de la discoteca.

parkinglab