Lunes 17.06.2019

Arranca con el número 2 de Trapero una nueva sesión del juicio al "procés"

La sesión 26 del juicio a la cúpula del "procés" se ha iniciado en el Tribunal Supremo minutos después de las diez de la mañana con la declaración del comisario de los Mossos d'Esquadra Ferran López, número 2 del mayor Josep Lluis Trapero, que acabó dirigiendo el cuerpo en la etapa del 155

Junto a López, también ha sido citado este miércoles como testigo el comisario de los Mossos Joan Carles Molinero, que era el jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial durante el 20S y el 1-O.

Ambos comisarios son investigados por el juzgado de Cornellà (Barcelona) que indaga la pasividad de la policía catalana ante el 1-O, una causa en la que todavía no han prestado declaración, pero que les permite negarse a contestar en el Supremo aquellas preguntas que puedan perjudicarles.

López, que durante años fue el número dos de Trapero en los Mossos, es actualmente adjunto de la Prefectura de la policía catalana, que comanda Miquel Esquius desde el pasado mes de julio, poco después de que, una vez finalizada la etapa del 155, presentó su renuncia como jefe de la policía catalana al conseller de Interior, Miquel Buch.

El comisario López, que estuvo en el CECOR la jornada de registros del 20S y del 1-O, fue el mando de los Mossos que acudió a las reuniones de planificación entre cuerpos policiales para impedir el referéndum después del desencuentro entre Trapero y el coronel Diego Pérez de los Cobos cuando este fue designado por la Fiscalía coordinador de la actuación policial para evitar la votación.

Después de la declaración de Ferran López, la sala ha programado la de Joan Carles Molinero, actual responsable de la Comisaría Superior de Movilidad y cuyo testimonio puede resultar clave para analizar el papel de la policía catalana ante el 1-O, como miembro del círculo de comisarios que estuvo más cerca de Trapero.

López y Molinero son los dos altos mandos de Mossos que quedan por declarar de entre los comisarios que estuvieron presentes e la reunión crucial del 28 de septiembre de 2017 en la que, según relató el propio Trapero, advirtieron al expresidente Carles Puigdemont y a los exconsellers Oriol Junqueras y Joaquim Forn del riesgo de desórdenes públicos el 1-O y les emplazaron a cumplir la ley y la Constitución.

Tras la testifical de ambos mandos policiales, el Supremo proseguirá con las comparecencias de agentes de la Guardia Civil desplegados a Cataluña para impedir el 1-O. 

Comentarios