sábado 30.05.2020
Están acusados de un presunto delito de estafa

Arranca el juicio contra los padres de Nadia

Este martes Fernando Blanco y Margarita Grau, los padres de Nadia, se sientan en el banquillo de los acusados por un presunto delito de estafa

Fernando Blanco, padre de Nadia Nerea.
Fernando Blanco, padre de Nadia Nerea.

El juicio arrancaba hoy en la Audiencia de Lleida por un presunto delito continuado de estafa, tras apoderarse de algo más de un millón de euros.

Esta suma, fue recaudada por los padres de Nadia a través de asociaciones, vecinos, decenas de ciudadanos anónimos y otras organizaciones que quisieron ayudar desinteresadamente a estos padres tras creer ciegamente las palabras de Fernando Blanco, en las que explicaba que la vida de su hija corría peligro debido a la enfermedad rara que padece, la tricotridiostrofia.

El padre de Nadia Nerea supo aprovechar sus apariciones en platós televisivos y en los distintos medios de comunicación para lucrarse con los miles de euros que recibió de éstas y otras donaciones.

Posteriormente ha quedado patente que el caso de la pequeña es real, pero no reviste tal gravedad como hicieron creer, y los costosos tratamientos que la niña precisaba nunca existieron.

Juicio caso Nadia

El acusado ha incurrido en múltiples contradicciones durante el interrogatorio al que le ha sometido el fiscal.

Pese a las pruebas que existen en su contra, el padre de Nadia ha intentado mantener su versión en pie. El fiscal ha presentado multitud de indicios que existen en su contra, recordándole por ejemplo la ocasión en la que acudió a un plató de televisión solicitando ayuda para operar a su hija en Houston, y llegado el momento estaban disfrutando de una viaje en Mallorca.

Además el abogado de Fernando Blanco solicitaba para su cliente que pudiera dormir en un hotel durante los dias de las sesiones, a lo que el juez ha respondido que "no da lugar".

La Fiscalía pide seis años de cárcel para cada uno de los dos progenitores, a los que el juez retiró la custodia de Nadia Nerea en diciembre de 2016, al desvelarse la presunta estafa que habían perpetrado a través de la Asociación Nadia Nerea, creada para recaudar los donativos que ayudarían a la menor.