viernes 03.07.2020

Argelia afirma que la amenaza terrorista "evoluciona peligrosamente" en el Sahel

El ministro de Asuntos Exteriores argelino, Murad Medelci, afirmó este martes que la amenaza terrorista en la región sahelo-sahariana "evoluciona peligrosamente" y adopta una "nueva dimensión" con múltiples conexiones con el crimen organizado por lo que instó a actuar a los países de la zona. En la apertura en Argel de la conferencia antiterrorista de los ministros de Exteriores de Argelia, Libia, Mauritania, Mali, Níger, Burkina Faso y Chad, Medelci consideró "crucial" la instauración de una cooperación fronteriza "eficaz y multiforme" entre sus países para hacer frente a esa amenaza.

"Nuestra responsabilidad nos impone evaluar continuamente (la situación en la zona) y actuar", indicó el jefe de la diplomacia argelina al inaugurar la conferencia convocada con urgencia por Argel, para coordinar esfuerzos entre los países del área tras los últimos acontecimientos en relación con los secuestros y las acciones de la rama magrebí de Al Qaeda en el norte de Mali y Níger.

Esta es la primera reunión a alto nivel político entre los países de la zona en la que se espera un mayor compromiso del Gobierno argelino en el combate contra el terrorismo en el Sahel, lo que sus vecinos del sur y varios países occidentales reclaman desde hace años. "Todos somos conscientes de que la seguridad y la paz son una condición para el desarrollo, y que el terrorismo y sus alianzas con el crimen organizado constituyen amenazas reales y objetivas", recalcó Medelci.

El ministro señaló que la amenaza terrorista "experimenta evoluciones peligrosas y adopta una nueva dimensión con conexiones múltiples y cada vez más fuertes con el crimen organizado, el tráfico de drogas y de armas". Medelci instó a sus colegas a actuar poniendo en marcha "de manera resolutiva y con acciones concretas los mecanismos de cooperación bilateral, regional e internacional", así como a "mejorar" esos mecanismos si es preciso.

Asimismo, consideró "primordial" conceder una mayor atención a las acciones concretas para desarrollar económicamente y mejorar las condiciones de vida de las zonas "más aisladas". "La instauración de una cooperación fronteriza eficaz y multiforme entre nuestros países es crucial para responder a los desafíos de la seguridad y el desarrollo", subrayó Medelci antes de mostrarse "convencido" de que el encuentro de Argel concluirá con "resultados a la altura de los desafíos y las amenazas" que afronta la región.

Una cumbre que llega con año y medio de retraso

La Conferencia ministerial empezó pasadas las 09.30 hora local (08.30 GMT) en un hotel a las afueras de la capital argelina. Se trata de un encuentro inédito hasta la fecha, pese a que Bamako llevaba más de año y medio intentando convocar una cumbre antiterrorista de los jefes de Estado sahelo-saharianos.

De manera oficiosa Mali ha acusado a Argelia de boicotear la celebración de esa cumbre, en la que Bamako pretendía incluir también a Marruecos y a varios países de África occidental. Según indicaron fuentes de seguridad argelinas, los ministros intentarán acordar recomendaciones concretas y urgentes para emprender acciones que impliquen a todos los países de la región, lo que no será tarea fácil tras la última crisis desencadenada entre algunos vecinos.

Argelia y Mauritania llamaron a consultas a sus embajadores en Mali tras la decisión de Bamako de excarcelar a cuatro presos islamistas el pasado 21 de febrero, una de las condiciones que exigía Al Qaeda para liberar al rehén francés Pierre Camatte. El francés fue liberado dos días después de la puesta en libertad de los islamistas.

Sin embargo, todavía continúan en poder de sus captores en el norte de Mali los cooperantes españoles Roque Pascual y Albert Vilalta, además de los italianos Sergio Cicala y su mujer Philomene Kaburé, todos ellos secuestrados en Mauritania.

Argelia afirma que la amenaza terrorista "evoluciona peligrosamente" en el Sahel