sábado 22.02.2020
BARRIO GAMONAL DE BURGOS

Aparcamientos fantasma a 150 metros del nuevo parking de Gamonal

Si la constructora coloca las 256 plazas, serán los vecinos los que paguen el garaje. Lacalle adeuda 450 millones en obras

Parking fantasma en Gamonal. Foto: Natalia Iglesias
Parking fantasma en Gamonal. Foto: Natalia Iglesias

El presupuesto total destinado por el Ayuntamiento de Burgos a las obras del bulevar de Gamonal asciende a 8,5 millones de euros. Los 4,9 millones de euros que cuesta el aparcamiento, son costeados por las constructoras adjudicatarias. Este es el valor del famoso parking con el que el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, pretende vaciar las calles de Gamonal de coches y que sean los mismos vecinos los que alquilen esas plazas y las paguen a las constructoras. Cada una de ellas cuesta 20.000 euros por la concesión a 40 años, por las 256 plazas que tiene este garaje sería un total de 5,1 millones de euros aproximadamente. Es decir, si los vecinos terminasen alquilando todas las plazas, serían ellos mismos los que pagaran las obras de ese parking, un negocio redondo para el Ayuntamiento y también para las constructoras encargadas de llevar a cabo la obra, COPSA y Arrinz Acinas.

Cada plaza de garaje cuesta 20.000 euros por la concesión a 40 años

El Ayuntamiento argumenta su decisión en la carencia de aparcamientos en la zona. Una decisión que resulta difícil de comprender ya que a tan sólo 150 metros de donde está prevista la construcción del nuevo parking, hay otro, utilizado también por muchos vecinos de la zona, y que tiene la tercera planta completamente vacía.

Por eso en Gamonal es el único sitio de España donde se permite el estacionamiento en doble fila, debido a un acuerdo alcanzado por la asociación de comerciantes del barrio, los vecinos y el propio Ayuntamiento. “Estamos permitiendo una doble fila, imagínate si quitan todo este espacio y no facilitan unas plazas gratuitas. La única razón o motivo por el que pasa esto es: si yo urbanizo lo de arriba y no dejo aparcamiento, a la gente le obligo a comprar lo de abajo”, reconoce este policía municipal a ESTRELLA DIGITAL.

Los vecinos de Gamonal y de Burgos entero han acabado hartándose de sus políticos: “Lo que se ha hecho el Ayuntamiento está sin pagar, las obras están sin terminar y nos gastamos 13 millones de euros en esto”, reconocen fuentes cercanas al consistorio.

Según la portavoz del grupo socialista en Burgos, Esther Peñalba, el Ayuntamiento de Javier Lacalle adeuda 450 millones de euros repartidos en distintas obras de la ciudad. Por un lado el consistorio de Burgos debe 110 millones al consorcio de Villalonquejas. Una remodelación por la que se urbanizaba un suelo que supuestamente iban a vender a distintas empresas. El problema es que no se han podido vender las parcelas y el gobierno local ha tenido que hacerse cargo de dicha deuda.

A 150 metros de Gamonal hay un parking con la tercera planta vacía

Por otro lado, el Ejecutivo municipal también debe otros 166 millones de euros, en este caso al Consorcio para la gestión de la desviación del ferrocarril (un nuevo bulevar que todavía no está acabado). Pretendían pagar esa cantidad con la venta de terrenos para la construcción de pisos, pero como esta industria ha caído, no ha podido salir adelante. A raíz de la construcción de esta desviación del ferrocarril, varios de los vecinos que tuvieron que ser expropiados, denunciaron al Ayuntamiento porque el dinero recibido por dicha expropiación había sido inferior a su valor real. El Tribunal Supremo dio la razón a los ciudadanos y Lacalle y compañía tienen que pagar un total de 12,5 millones debido a estas irregularidades. También y según el grupo socialista en Burgos, el consistorio burgalés tiene una deuda interna de 147 millones y de 4,7 en relación a los suministros.

No se entiende que ante tanta deuda (450 millones) el Ayuntamiento se aventure en una nueva obra de más de trece millones de euros. “Hay muchos intereses en torno a Burgos”, reconocen fuentes cercanas al gobierno municipal. Javier Lacalle sigue subiendo impuestos (el IBI ha aumentado un 27% en tres años), pero no explica el porqué de la existencia de este hueco tan importante en las arcas del Ayuntamiento.

 
 

Comentarios