Jueves 21.06.2018
Escándalo en la F1

Anticorrupción pide procesar a Camps por prevaricación y malversación

La Fiscalía ha solicitado el procesamiento de Camps por  prevaricación administrativa y de malversación de caudales públicos en la organización de la Fórmula 1 en Valencia

Francisco Camps, expresident de la Generalitat.
Francisco Camps, expresident de la Generalitat.

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado el procesamiento del expresident de la Generalitat Francisco Camps por un delito continuado de prevaricación administrativa y de malversación de caudales públicos en la pieza 1 del caso Valmor, que investiga supuestas irregularidades en la organización de la Fórmula 1 en Valencia.

La Fiscalía pide asimismo el sobreseimiento provisional respecto a la exconsellera Dolores Johnson, el expiloto Jorge Martínez "Aspar", la asesora del expresident Belén Reyero y el exdirector de la Sociedad Proyectos Temáticos Nicolás Figueres, "al no quedar acreditada su participación en los hechos delictivos investigados".

Según el escrito de la Fiscalía, resulta "indiciariamente acreditado" que Camps, en el ejercicio de su cargo como president de la Generalitat, llegó a un acuerdo verbal con Bernie Ecclestone en abril de 2006 para celebrar en Valencia el Gran Premio de Fórmula Uno "al margen de cualquier procedimiento administrativo" y sin tener competencia "como órgano de contratación".

Anticorrupción sostiene que, tras varias reuniones entre Camps y Bernie Ecclestone, Camps decidió "de manera personal" que se celebrara en Valencia el evento, "pensando en el beneficio electoral" que le generaría en las elecciones autonómicas del 27 de mayo de 2007, y de hecho el acto en que se anunció que Valencia tendría F1 lo presentó Ecclestone.

Para ello, añade la Fiscalía, Camps solicitó al presidente de Bancaja, José Luis Olivas, que a través de una sociedad organizase el evento, "garantizándole que la Generalitat asumiría las pérdidas, comprometiendo los fondos públicos al margen de ningún procedimiento administrativo".

El escrito señala que varios testigos han declarado que Camps dirigió las negociaciones y trataba directamente los temas con Ecclestone, quien en enero de 2007 comunicó a Camps que el canon a pagar sería de 26 millones de dólares.

Camps "no solo participó en la negociación con Ecclestone para la celebración del Gran Premio de Fórmula 1 en Valencia, sino que negoció en nombre de Valmor Sports SL condiciones económicas de la misma", señala la Fiscalía.

Además, explica que tras el Gran Premio de 2008 los socios de Valmor constataron que el evento era "económicamente inviable y que generaba una gran cantidad de pérdidas", por lo que acudieron a la Generalitat a exponer que no podían continuar.

Camps dijo entonces que la Generalitat, a través de la sociedad pública Proyectos Temáticos, pagaría el canon anual de 26 millones de dólares, principal obligación financiera de Valmor, decisión que se consumó en el Consell del 31 de julio de 2009, señala Anticorrupción.

La situación financiera de Valmor del ejercicio 2009, con pérdidas de 13,5 millones de euros, "era conocida por la Administración" y también por Camps, indica la Fiscalía, que precisa que en junio de 2010, nuevamente, el president y Ecclestone llegaron a un acuerdo verbal para prorrogar diez años el contrato y que la Generalitat se constituyera como avalista en el contrato de derechos comerciales.

"Todo ello al margen de cualquier procedimiento administrativo" y en una negociación que "dirigió directamente" Camps, "contrariamente a lo que declaró", indica Anticorrupción, que añade que, para dar forma a ese acuerdo verbal, el president llegó a explicar el procedimiento a seguir.

"Todo esto lo realizó sabiendo que era inviable económicamente, comprometiendo fondos públicos autonómicos e incumpliendo los procedimientos administrativos necesarios", señala Fiscalía, que añade que Camps culminó el acuerdo en una reunión en Londres el 13 de julio de 2011, donde "personalmente llevó el contrato y sus copias".

Con esta decisión, concluye el escrito, la Generalitat, a instancia de Camps, garantizaba ante la Fórmula 1 "cualquier incumplimiento" por parte de Valmor en el contrato de derechos comerciales, mediante un contrato realizado tras la "negociación y decisión" de Camps, "sin procedimiento administrativo alguno y fruto de su decisión personal".

Comentarios