martes 22.10.2019
ALCàSSER, VALENCIA

Dos años de prisión para un padre y su hijo por agredir con una pala a dos jóvenes que le robaron marihuana

Sospechaban que les habían robado plantas de marihuana de una parcela de Alcàsser (Valencia). Retuvieron, amenazaron y coaccionaron a las víctimas para que confesaran los hechos

Un padre y su hijo han aceptado cumplir una pena de dos años de prisión por agredir con una pala y un hacha a dos jóvenes de los que sospechaban que les habían robado plantas de marihuana de una parcela de Alcàsser (Valencia). Retuvieron, amenazaron y coaccionaron a las víctimas para que confesaran los hechos.

Inicialmente el ministerio fiscal pedía para estos dos acusados 19 años de prisión por un delito de lesiones, otro de detención ilegal, dos delitos de coacciones y otros dos delitos de amenazas; sin embargo, se ha llegado a un acuerdo con las defensas por el que se ha rebajado la pena hasta los dos años de cárcel al considerar la circunstancia atenuante de reparación del daño, al eliminar el delito de coacciones y al convertir en faltas los delitos amenazas. Junto a ello, deberán abonar una multa de 2.100 euros.

Los hechos se remontan al 12 de diciembre de 2011 en Alcàsser, cuando los acusados se dirigieron a dos jóvenes pensando que les habían ido a robar plantas de marihuana en su parcela y consiguieron alcanzar a uno de ellos, a quien golpearon con una pala y el hacha que llevaban. A continuación le llevaron a una caseta y lo retuvieron en contra de su voluntad, donde le ataron de pies y manos con una cuerda gruesa para interrogarle y registrarle.

 Mientras tanto su compañero logró escapar y se escondió en un campo de naranjos contiguo. Pasados unos cinco o diez minutos, el otro joven se acercó para preguntar por su amigo, y en ese momento los acusados también se lo llevaron, le registraron y le interrogaron.

A los dos les dijeron que si decían algo de lo que había pasado, iban a ir a por sus padres y hermanos y los matarían, así como que tenían un pozo y los tirarían. Transcurridos unos 45 minutos, los dejaron marchar.

Comentarios