sábado 25.01.2020
RECORTES EN CASTILLA-LA MANCHA

Un año y medio de espera en el Hospital de Cuenca

De los tres médicos del departamento de Neurofisiología solo queda uno. Los recortes han provocado un aumento de la lista de espera y algunos pacientes no serán atendidos hasta octubre de 2015

Nota de cita para un paciente.
Nota de cita para un paciente.

De los tres médicos que se encargaban del servicio de Neurofisiología en el Hospital de Cuenca solo queda uno. Ahora los pacientes tendrán que esperar un año y medio para ser atendidos porque el centro fija las citas para octubre de 2015. El sindicato Comisiones Obreras denuncia que desde la llegada del PP al poder el SESCAM está degradando intencionadamente este departamento que hasta el momento ha sido un referente para toda la comunidad y que posee distintos premios por los éxitos cosechados.

“El actual director Gerente de la GAI de Cuenca no duda en proclamar a quien quiera escucharlo que algunas de las pruebas que se realizan en este servicio son inútiles, que habría que eliminarlas y que lo que tendrían que hacer los médicos es pedir menos pruebas diagnósticas que, a su juicio, no valen para nada”, denuncia la responsable de la Federación de Sanidad de CC.OO , Yolanda Miranzo.

De hecho, desde la llegada del nuevo gerente al centro ha habido dos despidos en este área, es decir, de los tres neurofisiólogos encargados de atender a los pacientes solo queda uno. Según explican desde la organización, hasta hace tan solo una semana el hospital contaba con dos facultativos puesto que el tercero fue destituido en enero de 2012. Uno de ellos tuvo que solicitar una baja por incapacidad temporal, por eso, la gerencia del hospital decidió contratar a otro profesional para sustituirle, pero tampoco ha sido contratado y el pasado 16 de mayo tuvo que abandonar el centro. “Esta situación se puede agravar en periodo vacacional puesto que probablemente el servicio se quedará sin ningún médico cuándo el único que queda se vaya de vacaciones y no nombren sustituto, como todo hace prever”, lamenta Miranzo.

El sindicato considera que detrás los recortes llevados a cabo por el gobierno del PP se esconde la intención de aumentar las listas y los tiempos de espera para justificar la ‘externalización’ de los servicios sanitarios. “Los recortes en Neurofisiología son uno más de los innumerables recortes que nos están afectando. Sumando todos, el resultado es un Hospital con una cartera de servicios cada vez más pequeña, sin nefrólogo de guardia, sin servicio de cirugía vascular, con unas listas de espera desesperantes, plantas cerradas, menos profesionales para la atención de pacientes y, cerrando el círculo, menos pacientes que atender”, critica Miranzo.

Comentarios