Jueves 22.11.2018
Barcenas le presionaba

El 'albondinguilla' confesó a Juanma Moreno que Correa le ofrecía mordidas por adjudicaciones

Correa le ofreció a Arturo González Panero 100 millones de pesetas por adjudicarle un contrato en Boadilla

El año 2004 estaba llegando a su fin y Arturo González Panero, entonces alcalde del municipio madrileño de Boadilla del Monte, vivía en un mar de dudas. Luis Bárcenas, una de las “instituciones” de Génova, le había hecho una petición insólita: aceptar adjudicaciones a “empresas que se portaban bien con el PP”.  “Me sentí muy presionado, incluso amenazado”, reconoce González Panero a Estrella Digital. Tres años después, estallaba el escándalo de Gürtel, la crónica de una muerte anunciada. 

Según relata Panero, Bárcenas le hizo una llamada para que le diera el mantenimiento de calles de su municipio a la empresa Hispánica. “Posteriormente, me llamó Correa para ofrecerme dinero, concretamente, 100 millones de pesetas. Después me volvió a llamar Bárcenas para ver si había recibido la oferta. Le dije que no había nada que hacer. La conversación fue un poco violenta. Yo le dije que si quería aceptaba la oferta, pero que cuando saltara el escándalo yo diría que había sido por orden suya. Me dijo que entonces no se lo diera”, cuenta.

Temiendo el enfado de Bárcenas, un hombre todopoderoso del PP, el exalcalde asegura que tomó una decisión: poner en conocimiento de la ejecutiva de su partido los desmanes que se estaban produciendo con las adjudicaciones. Pidió hablar con la entonces responsable de la política territorial, Soraya Saénz de Santamaría. Ella no le atendió y dice que le derivó al hoy candidato del PP en Andalucía, Juanma Moreno. No sirvió para nada.

“Cuando fui a hablar con Juanma Moreno le conté todos los detalles, incluido lo de los 100 millones. No me guardé nada. Fui con todo lujo de detalles. Me acompañó el secretario de mi corporación. Me dijo lo típico, que muchas gracias, que tomarían medidas. No me dijo que me callase, porque no puede decir eso. Lo que está claro es que poco hicieron. Yo estaba asustado. Bárcenas quería quitarme de las listas y estaba organizando acciones contra mí. El propio secretario de mi corporación, que trabaja todas las tardes con Soraya y con Juanma fue el que me aconsejó que fuera y lo contara todo. Fue él el que me organizó la cita”, rememora.

Sin ver otra solución, decidió comentárselo a un comisario vecino del municipio: Jose Manuel Villarejo. Lo que no sabía Panero es que iba a utilizar su amistad para intentar sacar beneficio propio. Según detalla el propio policía a Ignacio López del Hierro, González Panero maneja mucha información sobre la investigación y lo mejor “es que se mantenga en silencio”.

No acaba ahí la cosa.  Rompiendo toda discreción, Villarejo informa a Cospedal y a su marido de que conoce a Panero porque él tiene su residencia en esa localidad y, como él mismo relata, “tenemos una serie de cosas en común”, que no especifica. En los audios filtrados por Moncloa.com, se oye al excomisario contar con todo lujo de detalles sus conversaciones privadas con el alcalde. “Me dice Panero: El Bárcenas me tiene hasta los huevos, me llama, me amenaza, me tal”, explica Villarejo.

A continuación el excomisario cuenta cómo el alcalde de Boadilla le empieza a hablar de “un tipo que trabaja en Iberia” y que, según Villarejo, es del CNI. “Le digo a Ignacio (López del Hierro) que es del CNI –dice el mando policial– que lo detectamos, que lo habéis visto vosotros clarísimo”. Así, según cuenta el policía en prisión, el alcalde se había quejado a Villarejo que esta persona, que trabaja en Iberia, “me la ha metido con Granados, me la he metido con cual…”. Se trataría de Francisco Sánchez Arranz, concejal impuesto por Bárcenas desde 2003. Resulta llamativo que en la comisión de Hacienda que él presidía en esa legislatura, la secretaria de esa comisión fue una funcionaria llamada Susana Sánchez Campos, que ahora es la primera teniente de alcalde en Boadilla con Antonio González Terol. El albodinguilla asegura que dicha funcionaria era ya entonces una persona muy cercana a Barcenas, pero la aludida lo rechaza tajantemente, y proclama que sólo lo conoce de haberlo visto en la televisión.