domingo 05.04.2020

El agresor de Miwa recurre la sentencia y dice que le gustaría pedirle perdón

El hombre ha sido condenado a diez años de prisión por provocar con un golpe que el ciudadano congoleño Miwa Buene quedara tetrapléjico

Roberto Alonso, el hombre condenado a diez años de prisión por provocar con un golpe que el ciudadano congoleño Miwa Buene quedara tetrapléjico, va a recurrir la sentencia y ha mostrado su deseo de pedirle perdón personalmente, han informado a EFE fuentes de su defensa.

Tras conocer en la cárcel el fallo de la sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid, el condenado "está hundido y arrepentido de todo lo que pasó", han señalado las mismas fuentes.

"No descarta intentar ponerse en contacto personalmente con Miwa para pedirle perdón, ya que no supo expresarse bien a la hora de hacerlo en el juicio", han añadido.

En su turno final de palabra al término de la vista oral celebrada el pasado junio, el acusado dijo: "pido perdón a quien se haya podido sentir ofendido si dije puto negro de mierda porque sereno nunca lo habría dicho".

Por su lado, Miwa declaró ayer que "esperaba el perdón" en el juicio y que si Roberto no se lo pidió entonces fue porque era su forma de negar lo que había hecho.

Miwa añadió que no siente rencor hacia el agresor, aunque si éste le pidiera perdón no se lo concedería.

El recurso ante el Tribunal Supremo se basará en el fallo particular en la sentencia del magistrado Ramiro Ventura Faci, ya que la defensa coincide con éste en que el golpe dado por Alonso, de 32 años, a Miwa no tenía como finalidad causarle "semejantes lesiones".

"La acción concreta agresiva consiste en un solo golpe, dado con la mano abierta, propinado por Roberto contra la zona inferior del lado izquierdo de la cara y comienzo del cuello de Miwa, pues si el dolo o intencionalidad directa hubiera sido causar la tetraplejía que ha causado, hubiera supuesto quizás una actuación agresiva más persistente -no solamente un golpe- al objeto de asegurar el resultado", señala el magistrado.

En el juicio, mientras las acusaciones solicitaron doce años, la defensa pidió la libre absolución o, en caso de condena, el atenuante de imprudencia y consumo de alcohol, que pudo ser, a su entender, lo que le llevó a golpear a Miwa sin intención de producirle una lesión tan grave como la que sufre de por vida y, nunca por motivos racistas.

Sin embargo, la sentencia conocida esta semana considera probado que el 10 de febrero de 2007, en una calle de la localidad madrileña de Alcalá de Henares, Miwa fue agredido por "la única razón" de ser "una persona de raza negra africana y emigrante en España".

Roberto pidió tabaco a Miwa y, al contestar éste que no tenía, le dijo "puto negro, puto mono, tu sitio no está en este país".

Poco después, confirma el fallo, la víctima recibió un brutal golpe en la zona inferior del lado izquierdo de la cara y comienzo del cuello que le fracturó de inmediato las vértebras C4, C5 y C6 lo que provocó que Miwa Buene cayera desplomado al suelo.

loading...
El agresor de Miwa recurre la sentencia y dice que le gustaría pedirle perdón