Lunes 22.10.2018
Decisión humanitaria

La acogida del barco fue una decisión "personal" de Sánchez

La decisión de acoger al barco en España ha sido "personal y directa" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha determinado que hay que ofrecer un puerto seguro, como dice el derecho internacional, a alguien que estaba "en peligro en el mar"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha asegurado que la decisión de acoger al barco en España ha sido "personal y directa" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha determinado que hay que ofrecer un puerto seguro, como dice el derecho internacional, a alguien que estaba "en peligro en el mar".

Ha añadido que la acogida ha roto con la actitud de "mirar para otro lado" frente al problema de los refugiados en la Unión Europea. "Por lo menos no se van a ahogar", ha puntualizado el ministro, quien ha advertido de que el problema "no es de Italia o de Grecia" sino de toda Europa y esta decisión de España es "un acto simbólico efectivo" para poner de relieve ante el próximo Consejo Europeo que hay que enfrentar de manera "solidaria y coordinada" el problema de los refugiados.

El barco Aquarius, con 629 inmigrantes, llegará a finales de semana al puerto de Valencia. Varias comunidades como País Vasco, Navarra y Cataluña, se han ofrecido al Gobierno para acoger a una parte de ellos. El barco tardará unos cuatro días en llegar a Valencia, según la distancia a la que se encuentra actualmente, en aguas del Mediterráneo entre Italia y Malta.

Coordinación de la llegada

Mañana representantes de la Autoridad Portuaria se reunirán para coordinar la atención y acogida de personas refugiadas y desplazadas forzosamente. En la embarcación viajan  120 niños no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas, rescatados en la jornada de ayer

A esta reunión acudirán las Consellerias implicadas (Sanidad, Educación e Igualdad y Políticas Inclusivas), la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, las Diputaciones, la Universidad de Valencia y entidades como Cear, Cáritas, Acnur y Cruz Roja, y también asistirán representantes del Ayuntamiento de Valencia.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha asegurado que el presidente de la compañía de ferrys Balearia ha ofrecido toda su logística, tanto en tierra como en mar. 

"Por fin vamos a estar a la altura de lo que la sociedad valenciana también espera", ha indicado Oltra, quien ha aseverado que los ciudadanos "se están volcando" y que se va a poner a Valencia "en el mapa como ciudad acogedora". En el caso de la Comunitat Valenciana estos dispositivos estaban preparados desde 2015, pero siempre se habían encontrado con "la negativa del anterior Gobierno del PP”, según Oltra.

"Las personas refugiadas no se desplazan por capricho, sino por pura supervivencia: para no morir en manos de terroristas, en medio de guerras o de hambrunas", ha sostenido el alcalde de Valencia. Manuel Ribó ha asegurado que no dejarán que "ahora mueran en medio de esa gran fosa común de la vergüenza en la que han convertido al Mediterráneo aquellos gobiernos insolidarios que no demuestran ni una pizca de humanidad, dejando a la deriva a estas personas".

Apoyos a la decisión

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha dicho estar “feliz” porque el Gobierno haya decidido que España acoja al barco Aquarius y ha dicho que era de "sentido común".

"Les recibiremos con los brazos abiertos", ha añadido Carmena que en la mañana de hoy había exigido que el Ejecutivo del PSOE no quedase "impasible" ante la situación ya que España tiene "el deber y la capacidad de acoger a refugiados".

Unicef, organización que defiende los derechos de la infancia,  también ha recibido con "alivio y satisfacción" la decisión.

El Comité Español de Unicef ha emitido una declaración de su director ejecutivo, Javier Martos, subraya la situación de estos niños solos o no acompañados porque "son especialmente vulnerables a la trata de seres humanos y a la explotación sexual".

"No debemos dejar que Europa se deshumanice y cierre los ojos ante una realidad de la que nos separan escasos kilómetros", ha subrayado su director ejecutivo. 

Comentarios