domingo 08.12.2019
‘Summer Camp’

80 niños participan en un taller de robótica pionero en Villar del Olmo

El objetivo es que los niños se interesen por la tecnología y aprendan a solucionar problemas cotidianos

Imagen del 'Summer Camp'.
Imagen del 'Summer Camp'.

Aprender que la tecnología puede ser una gran amiga a la vez que ejercitan la mente y se divierten. Ese es el objetivo del primer taller de robótica que ha tenido lugar esta semana en Villar del Olmo. Organizado por el Ayuntamiento y en el marco del ‘Summer Camp’, cerca de 80 niños, de entre tres y doce años, han creado sus propios robots y han disfrutado de una oportunidad única.

Durante toda la semana, los niños han aprendido soluciones robóticas de software y hardware, aplicando su creatividad en resolver problemas reales. También, han podido disfrutar de una muestra de autómatas y de drones. Además, los más pequeños se han convertido en científicos, realizando algunos experimentos como la explosión de un volcán o descubriendo globos que se inflan sin soplar.

El taller de robótica educativa ha contado con la financiación del Ayuntamiento de Villar y supone la primera experiencia de este tipo en el municipio. “Hemos querido que los niños no sólo hagan deporte o disfruten de la naturaleza, sino que, a través del juego, descubran y se interesen por la robótica, algo que seguro les beneficiará en su futuro académico y laboral”, ha explicado la alcaldesa Lucila Toledo.

“Está orientado al desarrollo de desafíos que estimulen a los niños con interés en el área de las ciencias y la tecnología, pero también para que se promueva el desarrollo de habilidades sociales, relacionadas con la tolerancia a las frustraciones y el trabajo en equipo”, comentan desde la empresa organizadora. Por eso, los alumnos han trabajado con una serie de elementos tecnológicos, como micro-controladores, sensores y actuadores, que les han permitido solucionar problemas reales cotidianos.

El taller es parte del ‘Summer Camp’ de Villar del Olmo, el campamento de verano que durante cinco semanas ofrece a los niños de entre tres y doce años de la localidad talleres de jardinería o de teatro en inglés, además de actividades en la naturaleza, como un paseo a caballo. Actividades que también tienen como objetivo contribuir a la conciliación de la vida familiar y laboral, así como favorecer la integración y participación social de los más pequeños.

Comentarios