lunes 30.03.2020

700.000 ciudadanos votan si desean una Cataluña independiente

Cataluña vive hoy una jornada histórica con 166 pueblos de 29 comarcas catalanas convocados a unas urnas abiertas a las 9 de la mañana para responder -700.000 empadronados mayores de 16 años- si dicen sí, no o votan en blanco a la siguiente pregunta: ¿Está de acuerdo que la nación catalana se convierta en un Estado de derecho, independiente, democrático y social, integrado en la Unión Europea?

Tras una primera experiencia, no exenta de polémica, el 13 de septiembre en Arenys de Munt (Barcelona) -que cosechó un apoyo masivo y el 33% de participación- esta vez un total de 166 municipios celebrarán en un ambiente, que la coordinadora prevé festivo, una oleada de consultas por la independencia que ha contado con el aval de algunos partidos, como ERC, CiU o la CUP, el respeto desde la distancia, como el PSC o ICV, o la oposición de PP y C's.

La posición del Gobierno ante el 13-D fue clara y, el mismo presidente José Luis Rodríguez Zapatero, lo dijo: "Objetivamente no van a ningún sitio", aseguró el viernes desde Bruselas. Más tarde, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ahondó en este discurso y constató que carecen de validez y no tienen consecuencia jurídica alguna.

Pero hoy, Sant Jaume de Frontanyà (Barcelona), dio simbólicamente el pistoletazo de salida a las consultas con un resultado donde el 'sí' se impuso de forma masiva. El pueblo más pequeño de Cataluña, con 24 habitantes censados --21 con derecho a voto, 3 son menores--, se mostró partidario de la independencia con 18 de los 19 votos emitidos.

Su alcalde, Ramon Vilalta, tildó la jornada de "éxito fabuloso" y recordó a Zapatero, en declaraciones a Europa Press, que la llama del independentismo se extenderá a partir de las consultas soberanistas que servirán para "ampliar la conciencia" de los catalanes.

Mañana, la votación vivida en este municipio se reproducirá en 166 pueblos, siendo las comarcas de Osona, La Garrotxa y el Pla de l'Estany las que acogerán más consultas.

En total, las consultas soberanistas contarán con un dispositivo de 252 'colegios', 564 mesas y unos 15.000 voluntarios repartidos a lo largo de la geografía catalana.

La coordinadora de las consultas facilitará durante la jornada datos de participación e incidencias. En paralelo, la plataforma 'Osona decideix' hará su particular seguimiento de las consultas de sus 35 municipios desde el seminario de Vic (Barcelona), por donde está previsto que pasen varios dirigentes de CiU y ERC para valorar el seguimiento de las votaciones.

Para garantizar la transparencia de las consultas, 19 observadores internacionales y 10 representantes políticos gallegos y vascos visitarán las principales poblaciones. Se dividirán en diez grupos para valorar la fiabilidad del control de la identidad de los votantes y las garantías en el recuento de votos.

Tras la jornada, los observadores redactarán un informe sobre la jornada de votaciones que se enviará a los principales organismos internacionales y a las instituciones catalanas.

"OTRO CATALANISMO"

La coordinadora nacional de las consultas cree que el día después de las consultas el catalanismo será otro, tras constatar que su carácter vinculante --legalmente no lo tiene-- lo avalará la participación de los 700.000 ciudadanos llamados a dar un sí, un no o un voto en blanco.

Su responsable, Uriel Bertran, hizo el viernes, día de clausura de 'campaña', un llamamiento solemne a la participación, ya que consideró que el pueblo catalán tiene la oportunidad de hacer que las consultas soberanistas sean vinculantes de la mano de sus votos.

SEGURIDAD

La conselleria de Interior que encabeza Joan Saura prevé adoptar todas las medidas que sean necesarias para "garantizar la seguridad". El objetivo del departamento es que esta jornada se realice con normalidad, del mismo modo que ocurrió en Arenys de Munt.

La Falange Española solicitó permiso a la Conselleria para manifestarse el día 13 de diciembre en todas las localidades donde tendrá lugar la consulta, aunque finalmente se autorizaron las concentraciones un día antes por el riesgo de alteración del orden público.

Finalmente la Falange no se manifestó porque consideran que "no tiene ningún sentido" hacerlo un día antes.

Por su parte, Alianza Nacional y Alternativa España han convocado, tal y como se anuncia en sus respectivas páginas web, a todos sus militantes y simpatizantes a dos manifestaciones que se celebrarán en Barcelona el mismo día 13, una a las 12.00 horas en plaza Urquinaona y la otra a las 13.00 horas en plaza España.