jueves 02.07.2020

37.000 inmigrantes ilegales intentaron entrar en España en el 2008

Al menos 37.000 personas intentaron llegar a España en 2008 de forma ilegal a través del mar, los aeropuertos y las carreteras, el por 24% menos que el año anterior, cuando lo intentaron casi 49.000 personas. Durante el balance anual de la lucha contra la inmigración ilegal, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado la reducción en un 25,6% de la llegada de inmigrantes a través de embarcaciones a las costas españolas por los resultados que está dando la política migratoria, con acuerdos con los países de origen. Las repatriaciones se han reducido un 17 por ciento por el descenso de la llegada de inmigrantes ilegales a España y ha aumentado de 22 a 29 las nacionalidades de los inmigrantes por los convenios suscritos con siete nuevos países africanos.

El mayor descenso ha sido en la llegada a Canarias, donde se produjeron 9.181 en 2008, frente a los 12.478 del año anterior (el 26,4%), aunque si se compara con el 2006 se ha reducido un 71 por ciento ya que ese año llegaron 31.678 inmigrantes por el mar.

En la península y Baleares también descendió un 23,9%, ya que llegaron a través del mar 4.243 personas, mientras que en 2007 fueron 5.579.

"Casi nadie entra sin que le veamos", ha dicho Pérez Rubalcaba, quien ha señalado que la presión migratoria desde el norte de África va disminuyendo año a año fruto del trabajo compartido con los países de origen, principalmente con Marruecos y Senegal.

Control policial

El ministro ha subrayado el aumento en un 53,4 por ciento de los efectivos policiales destinados a labores de control fronterizo y extranjería.

El pasado año, se produjeron 17.317 retornos, principalmente desde aeropuertos, un 28,9 por ciento menos que en 2007 cuando fueron 24.355 las personas rechazadas por esta vía.

"La vigilancia policial es igual", ha dicho el ministro, por lo que opina que han sido siete mil personas menos las que han intentado entrar el pasado año por los aeropuertos y en el caso de los ciudadanos iberoamericanos podría influir la reducción del trabajo, según su impresión.

Además, hubo 6.178 devoluciones de personas que quisieron acceder por carreteras de Portugal y Francia.

También se ha reducido la cifra de inmigrantes ilegales que entraron por Ceuta y Melilla, de 1.553 de 2007 a 1.210 el pasado año.

Aplicación de la Ley de Extranjería

Las expulsiones de inmigrantes repatriados en cumplimiento de la Ley de Extranjería aumentaron un 12,1 por ciento -ha pasado de las 9.467 en 2007 a 10.616 de 2008- y atribuye la mayor eficacia porque "hay más gente" dedicada a tramitar los procesos administrativos.

El ministro del Interior ha recordado que España va a ser la primera beneficiaria de fondos de la UE en materia de inmigración, ya que recibirá 131 millones de euros para este año y el próximo, el 27 por ciento del total de la Unión Europea.

Además, ha anunciado que el despliegue del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) para el 2009 se ampliará a Valencia, Alicante y se completará en Baleares.

"Se ha producido un descenso sustantivo en la llegada de inmigrantes ilegales de casi 5.000 personas, respecto a 2007, mediante embarcaciones a Canarias o el sur de España", ha señalado el ministro, quien ha insistido en que pese a esta reducción, se han producido más repatriaciones.

El mensaje que el Gobierno español quiere enviar a las mafias que trafican con estas personas, ha concluido Rubalcaba, es el de que la mayoría de las personas que intentan entrar de esta forma a España "va a volver y además se ha jugado la vida".