Jueves 21.06.2018
han prometido hoy sus cargos

Sánchez y su "Consejo de Ministras y Ministros" prometen ante el Rey

Las once mujeres y seis hombres que forman el Gabinete de Pedro Sánchez han prometido hoy sus cargos ante el Rey en la Zarzuela

Los 17 del "Consejo de Ministras y Ministros" de Sánchez prometen ante el Rey
Los 17 del "Consejo de Ministras y Ministros" de Sánchez prometen ante el Rey

Los diecisiete integrantes del Gobierno con mayor presencia de mujeres de la Historia de España han optado por prometer, no jurar, su cargo, con la mano derecha ante la Constitución o sobre una página del ejemplar de la Carta Magna. Una ceremonia sin símbolos religiosos y en la que la mayoría se ha comprometido a mantener el secreto de las deliberaciones "del Consejo de Ministras y Ministros"

La nueva titular de Justicia, Dolores Delgado, ha sido la primera en prometer en el Salón de Audiencias ante el ejemplar de la Constitución que se utiliza siempre en estas ceremonias, para poder así actuar como notaria mayor del Reino y dar fe de la promesa de sus compañeros de Gabinete en presencia de Sánchez y los presidentes del Congreso, el Senado, el Tribunal Constitucional y el Supremo.

"Prometo cumplir con las obligaciones de ministra de Justicia, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros", ha sido la frase leída por Delgado.

La vicepresidenta y ministra de Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha modificado sin embargo el final de esta fórmula para utilizar la expresión "Consejo de Ministras y Ministros", que han empleado después que ella todos los demás integrantes del gabinete de Pedro Sánchez excepto Josep Borrell, José Luis Ábalos y Nadia Calviño.

En el caso de la titular de Economía y Empresa pudo ser involuntario, ya que los nervios le habían hecho confundirse en la lectura del texto unas palabras antes.

Hubo también dos ministras que optaron por alterar el orden del género de esta fórmula y, así, se comprometieron a mantener el secreto de lo tratado en el "Consejo de Ministros y Ministras": las titulares de Defensa, Margarita Robles, y Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón.

En todo caso, los diecisiete integrantes del Gobierno con mayor presencia de mujeres de la Historia de España han optado por prometer, no jurar, su cargo, con la mano derecha ante la Constitución o sobre una página del ejemplar de la Carta Magna.

Tras Calvo, han formalizado su compromiso el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, como titular del departamento más antiguo -algo nervioso, por lo que el Rey, sonriente, tuvo que indicarle el camino tras la promesa-, Robles, María Jesús Montero (Hacienda), Fernando Grande-Marlaska (Interior), José Luis Ábalos (Fomento), e Isabel Celaá (Portavoz, Educación y Formación Profesional).

El orden de la ceremonia ha continuado con Magdalena Valerio (Trabajo, Migraciones y Seguridad Social), Reyes Maroto (Industria, Comercio y Turismo), Luis Planas (Agricultura, Pesca y Alimentación), Meritxell Batet (Política Territorial y Función Pública), Teresa Ribera (Transición Ecológica), Màxim Huerta (Cultura y Deporte), Calviño, Montón y Pedro Duque (Ciencia, Innovación y Universidad).

Al igual que hizo Sánchez el pasado sábado, los ministros del nuevo Gobierno socialista han prescindido de la Biblia y el crucifijo en esta ceremonia, una opción que la Casa del Rey ofrece desde que comenzó el reinado de Felipe VI a todos quienes juran o prometen su cargo ante el jefe del Estado y que nadie había elegido antes que el actual líder socialista.

En cuanto al ejemplar de la Carta Magna que se utiliza siempre en este acto solemne, un facsímil del original publicado por las Cortes Generales en 1980, estaba abierto, como es habitual, por el título IV, artículo 100, que se refiere al nombramiento y separación de sus cargos de los miembros del Gobierno.

Antes de la entrada del Rey en el Salón de Audiencias, un sonriente Pedro Sánchez ha devuelto desde su lugar los saludos de los periodistas y ha contestado así a una pregunta sobre si estaba hoy menos nervioso que el pasado sábado, cuando prometió su cargo ante el Rey: "Sí, hombre; ahora no soy yo, son otros".

De la ceremonia han sido testigos los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero, así como los del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

Acompañaban además a Felipe VI el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, el secretario general, Domingo Martínez Palomo, y el jefe del Cuarto Militar, Juan Ruiz Casas.

Una vez finalizada la ceremonia, los 17 ministros han posado para los medios gráficos junto al Rey, quien, ante los comentarios sobre su altura por parte de alguno de los ministros que ocupaba la segunda fila tras él, ha apuntado, con una sonrisa cómplice: "Hay que elevar la tarima".

Antes de que los periodistas abandonaran la sala, los informadores han visto a Lesmes y Grande-Marlaska protagonizar un fuerte y prolongado abrazo, así como saludos y conversaciones del presidente del Supremo con la ministra de Justicia, de Ana Pastor con Carmen Calvo y de García-Escudero con Robles.

Además, han presenciado cómo el Rey se dirigía a Borrell con un "Encantado de verte" y el nuevo ministro de Exteriores reconocía sobre su nombramiento: "No me lo esperaba".