miércoles 22.01.2020
'OPERACIÓN LEZO'

Los fiscales ponen en el disparadero al "número 2" de Interior

La Fiscalía Anticorrupción da la máxima relevancia a la entrevista entre el secretario de Estado, José Antonio Nieto y Pablo González, donde piensan que se dio el "chivatazo" de las actuaciones policiales y judiciales

Jose Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, recibió a Pablo González en su despacho. | ED
Jose Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, recibió a Pablo González en su despacho. | ED

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que el número 2 del Ministerio de Interior, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, pudiese estar detrás de la alerta que recibió el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por la Operación Lezo, según manifiestan en un escrito que se ha conocido hoy.

Los fiscales Carlos Yáñez y Carmen García Cerdá relatan que el expresidente de la Comunidad de Madrid, se reunió con diversos cargos para saber si lo investigaban. Entre ellos, “un alto cargo de la Policía Nacional”, además de diversas personas del Ministerio de Justicia, de la Fiscalía y de la judicatura, según reconoció González en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional por el 'Caso Lezo'.

Este es uno de los motivos principales por el cual el Ministerio Público se opone a la puesta en libertad de Ignacio González, que lleva en prisión por orden del Juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, desde el pasado 21 de abril.

El hecho, pone en evidencia para los fiscales la posibilidad de que González hubiese intentado buscar “impunidad en sus actos, ampliando su círculo de acción en diversos sectores de la Administración Pública, así como en el seno del Cuerpo Nacional de Policía” y de tratar de entorpecer o dilapidar el procedimiento judicial.

Tanto la Fiscalía Anticorrupción como el juez Eloy Velasco, alertan ante la gravedad del presunto chivatazo del número 2 de interior, José Antonio Nieto al hermano de Ignacio Gonzaléz. Así mismo, el informe sostiene que las supuestas actividades corruptas de González, pudiesen haberle dotado de “una ingente cantidad de fondos públicos”, otro de los motivos por el que se le niega la puesta en libertad.

Estas maniobras de manipulación se ponen firmemente en cuestión después de una de las conversaciones que captó el micrófono colocado en el despacho de González, en la que mantuvo un dialogo con sus dos hermanos y en la que se evidenció el interés de todos ellos por saber quién se encontraba al frente del Cuerpo Nacional de Policía, vinculado también a los problemas de Ignacio González.

Las llamadas interceptadas derivaron posteriormente a un encuentro de uno de los hermanos, Pablo González, con el Secretario de Estado de Seguridad. Ante ello, el propio número 2 que compadeció hace un par de semanas en el Congreso, calificó el asunto de “manoseado y tergiversado”.

Anticorrupción aclara que no imputa a Nieto delito alguno por el "chivatazo"

La Fiscalía Anticorrupción ha aclarado que el escrito de los fiscales del caso Lezo conocido hoy "en modo alguno quiere imputar ningún delito" al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, en el presunto "chivatazo" al expresidente madrileño Ignacio González.

Fuentes de la Fiscalía han hecho esa aclaración después de que se difundiera parte del escrito de los fiscales en el que se oponen a la puesta en libertad de González, en el que aluden a una "presunta investigación 'chivada'" del secretario de Estado de Seguridad.

La cuestión es que, debido al secreto sumarial, la Fiscalía no ha hecho públicas 37 páginas del informe de los fiscales, pero en la parte que se ha dado a conocer se menciona la reunión que Nieto tuvo con el hermano de González, Pablo, también detenido en el caso.

Fuentes de la Fiscalía han precisado a última hora de la tarde que una de las fiscales del caso, Carmen García Cerdá, ha precisado que esa frase en ningún caso quiere imputar delito alguno a Nieto. Otras fuentes de Anticorrupción han añadido  que se trata de "conjeturas", como demuestra el hecho de que no haya ninguna investigación abierta por el presunto "chivatazo".

Comentarios