sábado 15/5/21

Zapatero reconoce que no supo "prever la magnitud de la crisis económica"

Dos años después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, renovase su mandato en las urnas, vive una difícil situación en la que la crisis económica y el paro son dos de los principales retos que necesitan una solución urgente. En esta coyuntura, Zapatero se ha enfrentado a una entrevista en TVE en la que ha reconocido que no supo "prever la crisis económica" y en la que se ha dicho sentirse "responsable de todos los que han perdido su empleo". El presidente del Gobierno ha negado "contradicciones" entre miembros de su Gobierno en el tratamiento de la actual situación con Venezuela y ha vuelto a defender la "tarea valiente" de Baltasar Garzón en su lucha contra el terrorismo.

Cuando se cumplen dos años desde que el líder del Ejecutivo renovase su mandato en las urnas, Zapatero asegura sentirse "con fuerza y con un alto sentido de la responsabilidad por las consecuencias de la crisis y para poder ofrecer pronto resultados".

El presidente del Gobierno ha afirmado que nada más llegar al Gobierno ofreció acuerdos a todas las fuerzas políticas en materia económica y social, y ha señalado que este proceso de diálogo es ahora "más necesario que nunca" ya que España está "a las puertas de volver a crecer, aunque de manera lenta".

Zapatero, que ha afirmado entender "el alto grado de preocupación de la población", ha defendido el trabajo de su Ejecutivo, ya que se han tomado decisiones "en la medida que se ha podido": "primero para amortiguar la envergadura de la crisis, para recuperarse, en la etapa que estamos ahora, y para la creación de empleo en una etapa futura". Ha querido señalar además que todas las políticas sociales que se han puesto en marcha "se han mantenido".

Sobre la posibilidad de alargar la edad de jubilación, Zapatero ha asegurado que se trata de "programar para el futuro, para que nuestro sistema de pensiones tenga la posibilidad de seguir mejorando las pensiones de aquí a 25 años".

De esta forma, ha recordado que su Gobierno ha sido el que "más ha subido las pensiones mínimas" y asegura que para el futuro "queremos poder seguir con pensiones cada vez más dignas". "Lo hacemos, no pensando en los que tienen ahora una pensión, a las que queremos seguir mejorándosela, estamos hablando de los que tienen 40 ó 45 años".

"Queremos trabajar con Venezuela"

La economía no ha sido el único tema que ha protagonizado la entrevista, y el líder socialista ha tenido que contestar a otros de los asuntos más polémicos que existen en este momento. Dentro de éstos, Zapatero ha hablado sobre las relaciones actuales con Venezuela tras el auto del juez Eloy Velasco que señalaba una posible colaboración del Ejecutivo de Chávez con ETA y las FARC. Tras afirmar que "no se han producido contradicciones" entre miembros del Ejecutivo en el tratamiento del caso, ya que para "informar hay que explicar", ha destacado que el Gobierno venezolano "ya ha desmentido su posible vinculación" con las bandas.

El líder del Ejecutivo asegura que el objetivo del Gobierno con los países donde hay miembros de ETA es tener una "permanente colaboración para que la banda no tenga ningún apoyo" y ha asegurado que con esto se ha conseguido un gran resultado, ya que es "una de las razones que explican su debilidad". "No hay nadie en el mundo que les escuche, y queremos trabajar con Venezuela para evitar que cualquiera de los miembros de la banda pueda tener apoyo y cobertura.

Zapatero no ha desperdiciado la ocasión para volver a pedir "respeto" para el ex presidente José María Aznar. El jefe del Ejecutivo ha considerado inaceptables las críticas del ministro de Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, que vinculó a Velasco con la "mafia" de Aznar, al tiempo que ha exigido a Venezuela respeto hacia las actuaciones judiciales.

La "tarea valiente" de Garzón

El presidente del Gobierno ha dedicado también de nuevo palabras al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que tiene tres causas abiertas en el Tribunal Supremo, y ha vuelto a defender la "tarea valiente" del magistrado en su lucha contra el terrorismo, "algo indicustible" y que hará "siempre que sea menester.

Considera que es su "obligación y responsabilidad" defender la tarea de Garzón contra ETA, al igual que han hecho otros jueces, y que sus palabras no deben ser vistas como una "injerencia en nada", aunque ha señalado que, en otros casos, "si tiene que responder ante la ley lo hará".

Precisamente sobre la lucha contra la banda terrorista, Zapatero ha asegurado que se está trabajando "muy intensamente" para ver el final de ETA. Ha destacado así las 831 detenciones de miembros de la banda y la kale borroka; que se ha acabado cinco veces con la cúpula de ETA y que estamos "más cerca que nunca del final de la banda, aunque siempre puede hacernos sufrir". Por ello, ha pedido "la unión de todas las fuerzas para luchar contra el terrorismo".

Por último, el presidente del Gobierno también se ha referido a la futura Ley del Aborto y ha defendido que servirá "para hacer las cosas más seguras y evitar que cualquier mujer vaya a la cárcel por decidir interrumpir su embarazo". Zapatero ha destacado la "hipocresía del PP" porque, asegura, "gobernaron ocho años con un número amplio de abortos y con una ley que no daba garantías".