sábado 23/10/21

Tim Robbins pasea por los escenarios barceloneses que marcaron a Orwell

Rodeado de cámaras y fotógrafos, acompañado por la cineasta Isabel Coixet y por el director de teatro Joan Lluís Bozzo, entre otros, el actor Tim Robbins ha podido conocer este viernes algunos de los escenarios barceloneses que marcaron a George Orwell, como la terraza del teatro Poliorama. En cuanto al espectáculo que se podrá ver entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre, ha indicado que lo interpretan los miembros de su compañía "The Actor's gang", que fundó en el año 1981, basándose en la novela de George Orwell, 1984.

El actor Tim Robbins, que se encuentra en la capital catalana para presentar el montaje teatral 1984, a partir de la novela de Orwell, ha podido subir este mediodía hasta la cima del edificio de la Rambla, donde en 1937 el británico luchó y se jugó la vida en los denominados "Hechos de Mayo".

Bromeando, ha señalado que tiene ganas de volver al lugar, aunque sin compañía, "y con un tirachinas para poder apuntar contra un estalinista". Después de la excursión y de bajar unas imponentes escaleras, el norteamericano se ha sometido a una multitudinaria rueda de prensa, en la que como hizo en Madrid hace unos días se ha posicionado sobre todo lo que se le ha preguntado, ya fuera la política de Obama, la guerra de Irak o el momento actual del cine en su país.

Respecto a esta última cuestión, no ha escondido que "los tiempos son duros" y ha agregado: "Hollywood está hoy en medio de una crisis nerviosa. Estoy contento de estar en Barcelona, mientras Hollywood se quema". En cuanto al espectáculo que se podrá ver en el Poliorama, entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre, ha indicado que lo interpretan los miembros de su compañía The Actor's gang, que fundó en el año 1981, basándose en la novela de George Orwell, 1984.

A su juicio, se trata de una parábola "muy vigente" sobre la disminución de las libertades individuales en la sociedad de las cámaras omnipresentes así como una obra que describe de forma "perfecta" el fenómeno y la función de la guerra en el mundo moderno.

Asimismo, ha aprovechado para mantener que la novela de Orwell se centra en un mundo en el que el lenguaje todavía es posible, aunque ha recalcado que "El Gran Hermano lucha para eliminar la literatura, las palabras, lo que quiere decir que todavía no ha ganado esa batalla". Tim Robbins ha dejado claro que es de los que cree que la libertad nace en el interior de cada individuo y ha advertido que no cree que "nadie me pueda controlar a mí", acabando por preguntarse: "¿Quién eres tú si no hablas en voz alta cuando tienes una creencia? Hay que tener espíritu y coraje", ha apostillado.

El próximo guión, el de Coixet

Quizá sea por esta manera de pensar por lo que dice que el teatro que hace "no es para complacer a todo el mundo". Aunque reconoce que hay musicales u otras obras de entretenimiento que le divierten, afirma que "yo no podría hacerlos" porque "no tengo talento para ello".

Enamorado de Barcelona, donde ha estado en varias ocasiones, Robbins volverá a la ciudad el próximo día 1 de octubre para ver la función, que se ofrece en inglés, con subtítulos en catalán o en castellano, y para participar en un coloquio posterior con el público.

Aprovechando que junto a él estaba su amiga Isabel Coixet, con quien trabajó en la película La vida secreta de las palabras, le ha pedido cuándo le enviará un próximo guión, a lo que ella, azorada, ha respondido con un escueto: "pronto". "Tengo trabajo, entonces", ha concluido él.

Por otra parte, ha agradecido a una emocionada Pilar Yzaguirre, productora del montaje en España (la obra se verá en Madrid, Barcelona, Bilbao y Vitoria) todo el trabajo llevado a cabo para que la compañía "The Actor's Gang" gire estos días por la península.

Tim Robbins pasea por los escenarios barceloneses que marcaron a Orwell