domingo 22/5/22

Suiza podría pedir contrapartida a EEUU en materia de secreto bancario

Suiza podría pedir contrapartidas a Estados Unidos en materia de secreto bancario en caso de que firmara con Washington un nuevo acuerdo de doble imposición, según aseguró el presidente de la Confederación Helvética, Hans-Rudolf Merz. En una entrevista publicada ayer en el diario SonntagsBlick, Merz afirmó que la legislación de algunos estados americanos también se aleja de la normativa internacional en materia fiscal.

"En Delaware, se pueden abrir cuentas fácilmente, y el principio de 'conoce tus clientes' no se aplica", afirmó el presidente, quien indicó que Suiza podría pedir a EEUU que aplicara los estándares internacionales.

"Podríamos reflexionar sobre la manera legal de atraer los capitales", agregó Merz.

Por otra parte, el presidente y ministro de Finanzas, se mostró confiado en que Suiza no estará en la lista negra que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) está elaborando para presentar en la próxima reunión del G-20 en Londres.

"Estamos recibiendo signos positivos de la Unión Europea" (UE), afirmó Merz.

Ataque del ministro de Finanzas

Asimismo, el presidente suizo quitó peso a los recientes ataques del ministro de Finanzas de Alemania, Peer Steinbrück, y afirmó que su opinión no

representa la del país.

"Si Steibrück considera que sus ataques van a llegar algún lado, se equivoca", aseguró Merz, quien, no obstante tendió la mano.

"Si quiere que nos reunamos, estoy a disposición".

La Confederación Helvética está en el centro de la polémica sobre el secreto bancario y los paraísos fiscales en el mundo desde que el gobierno estadounidense le obligó a informar sobre la identidad de 300 titulares americanos de cuentas suizas que habían supuestamente estafado al fisco.

La polémica se extendió tras la decisión del G-20 de sancionar a todos aquellos países que no cumplan los estándares internacionales en materia de legislación fiscal y cooperación judicial en caso de evasión.

Suiza podría pedir contrapartida a EEUU en materia de secreto bancario