miércoles 1/12/21
EL 5 Y 6 DE OCTUBRE EN MADRID

El secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, se reunirá con Morenés

La visita a España se produce cuatro meses después de que ambos países firmaran el acuerdo que hizo de Morón de la Frontera base permanente de la fuerza militar norteamericana de despliegue rápido en África

eeuu_730
El secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter. Imagen de archivo.

El secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, visitará España los próximos 5 y 6 de octubre y tiene previsto en agenda una reunión con el ministro de Defensa español, Pedro Morenés. Un importante encuentro que se producirá cuatro meses después de que ambos países firmaran en Washington el acuerdo que hará de Morón de la Frontera (Sevilla) base permanente de la fuerza militar norteamericana de despliegue rápido en África.

Finalmente, el convenio fue suscrito por el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, y su homólogo norteamericano, Tony Blinken. Estaba previsto que esta firma fuera más colorida, portagonizada por el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, durante la visita a Madrid que tenía prevista para el 31 de mayo, pero que finalmente se tuvo que cancelar a última hora como consecuencia de su caída de bicicleta en Francia.

El Gobierno español ha reiterado en infinidad de ocasiones la "importancia capital" de las relaciones de España y EEUU en materia de Defensa; y de hecho ese fue uno de los temas más importantes que trató el presidente español, Mariano Rajoy, en su última y única visita a la Casa Blanca en enero de 2014. Por ello, esta visita tiene una especial relevancia tanto para nuestro Gobierno, como para el estadounidense, que tiene destinado en España a alrededor de 4.000 miembros de su personal, que conviven junto con las Fuerzas Armadas españolas en la base naval de Rota y la base aérea de Morón.

Desde el ataque al Consulado de EEUU en Benghazi en 2012, Obama buscaba un emplazamiento en África para esta fuerza de despliegue rápido, que situó con carácter temporal en Morón hasta que encontrase otra alternativa. Pero como no la encontró, finalmente solicitó a España permiso para un despliegue permanente de una fuerza que podrá desplegarse de manera rápida en el norte de África "para proteger a ciudadanos e instalaciones de EEUU, España y de otros miembros de la OTAN", especialmente frente a la amenaza que representa el avance del yihadismo en el Magreb y el Sahel.

Para Washington, el despliegue en Morón y la participación de la base de Rota en el escudo antimisiles de la OTAN "demuestran la firmeza de la relación de socios que existe entre Estados Unidos y España, así como la importancia estratégica de nuestra cooperación en materia de defensa". Un mensaje similar al que transmite el Gobierno español. De hecho, tan importante es esta cooperación para España que uno de los motivos que llevó al Gobierno de Rajoy a no cerrar el Congreso de los Diputados este verano no sólo fue la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, sino también la aprobación de este convenio.

Finalmente, el Parlamento Nacional dio luz verde a este acuerdo el pasado 16 de julio con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, a excepción de la Izquierda Plural, que presentó una enmienda de totalidad al considerar que "el objetivo que plantea no es acabar con el terrorismo, sino asegurar el dominio de la zona para controlar el petróleo".

En concreto, el convenio permitirá una presencia militar máxima a largo plazo en la base de Morón de 2.200 militares, 500 empleados civiles del Departamento de Defensa de Estados Unidos y de 36 aeronaves, ha precisado en un comunicado la Embajada americana en Madrid. En la actualidad, la base acoge a unos 850 miembros de la Fuerza Especial Air-Tierra de Marines de Respuesta a Crisis (Special Purpose Marine Air Ground Task Force, SPMAGTF-CR, siglas en inglés), además de aproximadamente 100 miembros de personal activo de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y 17 aeronaves.

Según ha asegurado el ministro de Defensa en varias ocasiones, España y EEUU "coinciden plenamente" en temas como la evolución de la misión militar en Afganistán, la situación de inestabilidad en África o el nuevo enfoque de la defensa antimisiles de la OTAN en Europa, acuerdo alcanzado bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, que empezó a configurarse en 2014 con la llegada del USS Donal Cook y el USS Ross. En abril de este año, con la llegada del destructor USS Porter se sumaron otros 270 militares que, junto a los que lleguen a finales de 2015 a bordo del USS Carney, sumarán 1.200 marines, que junto con sus familiares, serán más de 3.000 personas las que se instalen en Rota.

Comentarios