lunes 18/10/21
“redefinición de la socialdemocracia”

Sánchez enmienda al PSOE que le hizo caer

El ganador de la primarias planteará en forma de enmiendas los principios de su programa, lo que supone un cambio estructural en el partido y en la visión política y económica que guiará al PSOE que saldrá del 39 Congreso Federal. Los ‘sanchistas’ aseguran que estas enmiendas saldrán adelante

Al acabar su discurso, Pedro Sánchez ha entonado 'La Internacional' con sus seguidores, tal y como ha hecho durante sus actos de campaña. | PSOE
Pedro Sánchez, tras ganar las primarias el pasado 21 de mayo. | PSOE

Nuevos planteamientos económicos, una redefinición de las políticas socialdemócratas y un cambio en el funcionamiento interno del partido. Pedro Sánchez enmendará la plana a los planteamientos del PSOE que le hizo caer de la secretaría general el pasado 1 de octubre e impondrá sus fórmulas económicas, políticas y de organización interna en el Comité Federal que se celebrará a mediados de junio. Y lo hará de forma contundente.

“Planteamos un distanciamiento crítico con respecto a lo que ha sido la socialdemocracia y el socialismo español”, ha dicho Manuel Escudero, el economista que ha coordinado el programa económico de Sánchez para las primarias y que ha presentado las enmiendas que se harán a la postura, hasta ahora oficialista, de la Gestora. “La perspectiva que planteamos, como enmienda, es redefinir la socialdemocracia y reposicionar al PSOE”, ha explicado en un encuentro con la prensa en la sede federal del PSOE, en el que también estaban presentes la coordinadora de campaña de Sánchez, Adriana Lastra -cuyo nombre suena para algún puesto orgánico- y el sociólogo José Félix Tezanos.

Precisamente, las modificaciones más palpables se encuentran en el modelo de partido que defiende Sánchez. De hecho, con su propuesta de organización interna, las enmiendas de Sánchez eliminan casi 600 puntos de la ponencia de la Gestora (del párrafo 1043 al 1623). “Se corrige un problema que se estaba dando en la sociedad de nuestro tiempo”, ha explicado Tezanos: “La conexión directa entre el partido con los ciudadanos”.

Así, tal y como venía defendiendo Sánchez en las primarias, se establecen procedimientos de participación, con elecciones primarias para la elección de cargos de representación y votaciones sobre decisiones de gobierno. “No todo se someterá a votación. Hay aspectos que ya están recogidos en los programas” por los que no se preguntarán, ha explicado Lastra. Sin embargo, un aspecto crucial para la memoria reciente del partido, se establece que la militancia tendrá que votar la revocación del secretario general. “No puede ser que unos pocos decidan quitar lo que se ha elegido entre muchos”, ha explicado Tezanos. Además, han insistido en que no se podrán ocupar más de dos cargos, aunque sí “un cargo orgánico ejecutivo del partido y uno institucional”, ha apuntado Lastra.

Las enmiendas que presentarán son un calco del programa que presentó a las primarias y ya se están debatiendo en las distintas agrupaciones que confluirán en los llamados “congresillos” que se celebran este fin de semana a lo largo y ancho de España. El equipo más cercano del secretario general, que ha sido proclamado oficialmente este jueves con 74.805 votos -el 50,26% de los sufragios-, da por hecho que todas las agrupaciones y federaciones aprobarán estas enmiendas, así como la creación de listas pactadas y unitarias, con la excepción de Andalucía, donde no se ha conseguido un acuerdo para llevar una lista conjunta.

Borrón de las derrotas electorales de Sánchez

Los cambios que propone el nuevo secretario general sustituyen o modifican prácticamente todo el preámbulo de la ponencia, donde se establecen las bases sobre las que se desarrolla el resto del texto que marcará las directrices políticas del PSOE que saldrá del esperado congreso de junio. De hecho, solo han quedado en pie 11 de las 56 del texto que habían coordinado Eduardo Madina, en la parte política, y José Carlos Díez, en la parte económica.

Es ahí donde el equipo de Sánchez ha vuelto a señalar a los dos “adversarios” del PSOE: el PP y el el capitalismo neoliberal, aunque han descartado que el “populismo” sea uno de los adversarios de los socialistas. “No planteamos que el populismo de izquierdas sea un adversario”, ha dicho, contundente, Escudero. Asimismo, se han propuesto realizar una redifinición de los principios de igualdad, libertad y fraternidad, aunque “introducimos algunos que son fundamentales en el siglo XXI: la sostenibilidad ecológica”, que tiene que estar integrado en un proyecto socialdemócrata.

Pero van mucho más allá: los ‘sanchistas’ no piensan consentir que el documento político que salga del órgano más importante del partido incluya pinceladas que puedan apuntar a Sánchez como el causante de la debacle electoral socialista. Así, el análisis que plantean las enmiendas de Sánchez parten de una situación para el PSOE tras las elecciones de 2011, en las que “el PSOE pierde 4,5 millones de votos y 58 escaños” mientras en la ponencia se hablaba de que, tras haber gobernado en 2011, “el PSOE ha encadenado los dos peores resultados de nuestra historia en las elecciones de diciembre de 2015 y Junio de 2016”, algo de lo que los de Sánchez no quieren dejar ni rastro.

Además, se propone la supresión de párrafos en los que se alude a que la celebración de unas terceras elecciones “que no solo no hubieran evitado un Gobierno del PP sino que, con toda seguridad, lo habrían reforzado”. Las enmiendas de Sánchez también han eliminado la mención al “intenso debate” en el PSOE al que alude la Ponencia Marco, “donde aparecieron heridas profundas que han dañado gravemente nuestra unidad interna”.

Sus planteamientos, que se configuraron en forma de programa para las primarias y que han sido “mejorados” por las propuestas de militantes y “más de 300 expertos”, se basan en enfrentar cuatro grandes retos de las sociedades actuales: cómo detener el cambio climático; qué hacer con el envejecimiento de la población, qué hacer ante las migraciones masivas y la necesidad de una coordinación ante el terrorismo yihadista, ha expuesto Escudero.

Un objetivo claro: crear empleo

Además de las premisas básicas, el equipo de Sánchez considera que con estas modificaciones se fija “un objetivo que en la ponencia no estaba claro: crear en nuestro país oportunidades de empleo y salario decentes en nuestro país”, según ha explicado Manuel Escudero.

Además de otros aspectos de carácter económico, han vuelto a destacar el “aumento gradual del salario mínimo interprofesional a los 1.000 euros hasta el año 2020”, la derogación de la reforma laboral y la llamada “garantía de ingresos mínimos”, como parte de un plan “inapelable contra la pobreza que se tiene que ligar con la transición de la economía digital”, han explicado. Para ello, el economista ha destacado la creación de un “impuesto negativo” sobre la renta para todas aquellas personas que no lleguen a un nivel básico de ingresos, para que siempre “tengan garantizada una tranferencia por parte del Estado para que llegue a ese nivel, cuando presupuestariamente sea posible y socialmente necesario”, ha apostillado.

Comentarios