domingo 13/6/21

Rusia y EEUU revisarán el tratado sobre misiles nucleares de medio y corto alcance

Rusia y Estados Unidos abordarán próximamente la revisión del Tratado de eliminación de misiles nucleares de mediano y corto alcance (INF) suscrito por Washington y Moscú en 1987, informaron fuentes militares. "Esperamos que las consultas ruso-estadounidenses sobre las perspectivas de preservar o denunciar el INF comiencen tras la firma del nuevo tratado START" de reducción de arsenales estratégicos, dijo la fuente a la agencia Interfax.

Rusia, añade, considera que "la preservación del tratado INF en condiciones cuando muchos países desarrollan y amplían esa clase de armamento se ha tornado inaceptable". "Si otros países no se unen al tratado ruso-estadounidense INF su vigencia podría ser suspendida", advirtió. Rusia ha expresado en varias ocasiones en los últimos años su deseo de renunciar al INF, el primer acuerdo que redujo los arsenales nucleares durante la Guerra Fría, al considerarlo anacrónico. "El tratado INF entre Moscú y Washington tiene un carácter indefinido, pero la posibilidad de abandonarlo existe, si una de las partes aporta pruebas convincentes sobre la necesidad de hacerlo", declaró en su momento Yuri Baluyevski, ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

Según el tratado, cualquiera de los dos signatarios puede denunciarlo si considera que su cumplimiento perjudica sus intereses nacionales. El tratado fue suscrito en Washington el 8 de diciembre de 1987 por los entonces presidentes soviético, Mijaíl Gorbachov, y norteamericano, Ronald Reagan. El INF condujo a la eliminación en 1991 de todos los misiles balísticos y de crucero de mediano (1.000-5.500 kilómetros) y corto alcance (500-1.000) de ambas potencias rivales.

La Unión Soviética destruyó 1.836 misiles de corto y medio alcance, mientras EEUU se deshizo de 859. Al respecto, Gorbachov defendió la firma del tratado al considerar que "quedarse de brazos cruzados hubiera sido una irresponsabilidad". "Como resultado de la carrera armamentista se llegó a una situación en la que un conflicto nuclear podía ocurrir no por una decisión política, sino por casualidad o avería técnica", dijo. Gorbachov recordó que los misiles estadounidenses de medio alcance Pershing emplazados en Europa en los años 80 "podían golpear los puntos vitales de nuestro país tras cinco minutos de vuelo. No teníamos defensa contra eso. Era como una pistola en la sien".