miércoles 26/1/22

Rusia rechaza aplicar el acuerdo sobre el gas tras añadir Ucrania unilateralmente nuevas condiciones

Aunque todo parecía apuntar a un restablecimiento inmediato del gas desde Rusia hacia Europa a través de Ucrania, el Kremlin aseguró en la tarde de ayer que unas clásulas incluidas a última hora por Ucrania en el acuerdo entre ambos países invalidaban la firma de dicho documento. De esta forma queda en papel mojado el acuerdo adoptado en la tarde de ayer, por el cual los observadores comunitarios se iban a encargar de garantizar el normal abastecimiento del gas hacia Europa, a su paso por Ucrania.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, denunció que el acuerdo para el paso de gas a través de Ucrania no se puede aplicar hasta que se aclaren las contradicciones incluidas en el documento a última hora por las autoridades ucranianas.

"Nos vemos obligados a considerar inválido el documento firmado y no será aplicado por nuestra parte hasta que estas estipulaciones sean eliminadas o revocadas de algún modo por la parte ucraniana", afirmó Medvedev.

Ucrania firmó a primera hora de hoy el acuerdo para la reanudación del tráfico de gas, pero incluyó una nota manuscrita en la que se incluían varias cláusulas a la declaración que eran contrarias a la postura rusa.

Antes de este revés, la presidencia checa de la Unión Europea había asegurado que se ya se cumplían la condiciones para la reanudación inmediata de los suministros de gas natural ruso a la UE.

De hecho, desde la UE se insistía a lo largo de la tarde que "todas las condiciones" puestas por las partes "han sido cumplidas", por lo que "no hay razón para retrasar más" el suministro.

Los observadores están trabajando desde ayer mismo tanto en territorio ruso como ucraniano para comprobar la entrada de combustible desde Rusia y su posterior salida hacia los países receptores, que de momento seguirán sufriendo el corte de gas hasta un nuevo acuerdo.

Según un comunicado de la Comisión Europea, hay un grupo en la estación de control de Sudzha (Rusia), mientras que otro equipo ha llegado a Lugansk (Ucrania) para vigilar las unidades de medida de gas en Pisarevka y Sokhranovka (ambas en Ucrania).

En la frontera occidental del país, una delegación de la CE llegó a última hora a la planta de compresión de Orlovka, y otro equipo hizo lo propio a Uzhgorod, para cubrir las estaciones meteorológicas de Beregovo y Tekovo.

Un tercer grupo se situará en Drozdowichi. Estos equipos medirán los volúmenes de gas en la salida de Ucrania, una vez se restablezca el suministro.

Rusia rechaza aplicar el acuerdo sobre el gas tras añadir Ucrania unilateralmente...